Compartir

NRG eSports ha anunciado su retirada de la Challenger Series NA, vendiendo su plaza para el circuito League of Legends a J2K eSports and Technology, cuyo equipo competirá bajo el nombre de Gold Coin United.

Brett Lautenbach, presidente de NRG eSports, ha afirmado durante la nota de prensa que el objetivo del club es centrarse en otros eSports: “Ha sido una decisión difícil de tomarpero hemos decidido enfocar nuestros esfuerzos en otros títulos ajenos a League of Legends. El mandamás de NRG aprovecha para mostrar su compromiso con sus plantillas actuales y desea suerte a J2K: “Tenemos el mayor compromiso posible con nuestras plantillas actuales y queremos darles toda la atención que se merecen“. Lautenbach termina la rueda de prensa con unas sinceras palabras de agradecimiento a los seguidores:A nuestros fans de LOL, gracias por todo vuestro apoyo. Esperamos presentar en un futuro una plantilla de la que estéis orgullosos“.

La decisión de retirarse de esta competición choca con las declaraciones realizadas hace 4 meses atrás en la que se dejaba claro las intenciones de pelear en la Challenger Series.

Sin embargo, desde su entrada en la LCS en noviembre de 2015, NRG ha tenido una trayectoria irregular, empeorando su rendimiento en los últimas temporadas hasta finalmente no lograr clasificarse para el split de primavera de 2017 tras un resultado de 3-0 contra Echo Fox en las pasadas relegations, por lo que no es de extrañar que finalmente sus inversores, entre los que se incluye Shquille O’Neall, hayan decidido centrar sus esfuerzos en otras competiciones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta