Compartir

Sin que haya tiempo de digerir el mal trago del descenso a la Challenger Series, Origen se ha visto envuelto en otro problema más después de que Riot haya confirmado una multa al equipo español de 10.000 euros por problemas en los contratos en relación a la legislación alemana.

Como parte de una investigación, Riot ha descubierto que no se habían firmado los contratos correspondientes con el entrenador y los jugadores sustitutos. Además, Origen no había establecido una estructura de remuneración que cumpliera con el Acuerdo de Participación que tienen todos los equipos para con sus miembros.

Aunque el club de xPeke ya ha solucionado los problemas, la situación primera ha supuesto una multa de 10.000 euros para el club, otro revés más después del varapalo competitivo tras el Torneo de Promoción para mantenerse en la LCS.

Como parte de la información, Riot cuenta que en marzo los oficiales de la liga comprobaron la situación contractual de Leduck y los suplentes de Origen y ahí se dieron cuenta del problema, ya que no mantenían el marco financiero que pide la legislación alemana como sí lo hacían los jugadores titulares.

El propio comunicado admite que Origen ha sido honesto en todo el proceso hasta llegar a solucionarlo y en marzo los jugadores y el entrenador ya tuvieron los contratos en una situación legal.

A pesar de eso, Riot se ha visto obligado a aplicar la regulación con este pago extra al entenderlo como una infracción, a pesar de que en ningún caso los jugadores no sufrieran daños económicos, pero sí estuvieron expuestos a un riesgo legal por el fallo del club.

Compartir
Artículo anteriorSend0o viajará a la final de LCS EU como suplente de G2
Artículo siguienteBaskonia pasa a cuartos de final de la Copa ECI en un buen debut de Selfmademan
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta