Compartir

La primera jornada de la LEC nos iba a dejar con una dulce guinda con la poner fin a diez intensas series. Origen y Fnatic se medían en un partidazo del que toda Europa estaba pendiente, y que concluyó con el segundo tropiezo del actual rey de la región y subcampeón del mundo.

Tras la derrota sufrida ante SK Gaming, que ya se estaba llevando la partida antes del remake, Fnatic llegaba a este duelo muy necesitado de sumar la primera victoria, y creían que un Origen en el que muchos depositan dudas sería la víctima perfecta. Tenían un plan claro que funcionaba en los primeros compases, pero Nukeduck se bastó para destrozar la partida con Vayne.

Ese plan de partida pasaba por las manos de Broxah, muy fino en los primeros minutos de partida castigando a un Mithy muy perdido y focuseado al que no le salía nada. Pero a pesar de que Fnatic conseguía muy buenas cazadas, en cada una de ellas Origen rascaba premio metiendo presión a las torres, lo que le mantenían por delante en la partida. Una vez listo, Nukeduck sacó a pasear a su Vayne junto a un fantástico Kold con Xin Zhao. Juntos, y con una sinergia perfecta, fueron metiendo miedo a un Fnatic al que le entraron los nervios.

A pesar de algunos errores mecánicos a la hora de iniciar, algo fallaba también en Fnatic y Origen, o mejor dicho Nukeduck, siempre Nukeduck, lo aprovechaba a la perfección para castigar cada vez con mas dureza hasta conseguir rushear el Nashor sin oposición aún estando todos los miembros de Fnatic con vida. Una presión la del Barón que los reyes de Europa no pudieron responder, pues al primer intento Patrik se sumó a la fiesta, sentenciando la partida para que Origen consiguiese su primera victoria en la LEC, y dejando a Fnatic con un absolutamente inesperado 0-2 tras la primera semana.

No hay comentarios

Dejar una respuesta