Compartir

Riot Games ha introducido una nueva actualización con el parche 7.5. Posiblemente, este marque el fin de una etapa en la calle central. Personajes como LeBlanc y Ryze han visto reducido sustancialmente su potencial y podrían desaparecer durante una temporada. Por otra parte, se ha mermado el potencial ofensivo del hechizo de invocador «Extenuar». Además, las importantes modificaciones a Aatrox también han llegado (detalladas aquí) y se han introducido ajustes menores en varios campeones.

Contundente nerf para LeBlanc y Ryze

Dos de los magos más jugados y baneados desde el inicio de la temporada podrían perderse de vista definitivamente tras la llegada de este parche. Tanto LeBlanc como Ryze sufrieron un rework hace relativamente pocos meses y, desde entonces, no han cesado los nerfs hacia estos campeones que parecían tan desbalanceados. Parche tras parche, Riot fue reduciéndoles su poder de forma algo tímida, pero finalmente han reunido el coraje suficiente para introducir a ambos personajes en el baúl de los nerfeados, donde podrían permanecer una temporada.

En primer lugar, LeBlanc ha visto sustancialmente reducido el daño de su W, «Distorsión», y de la «Mímica» de esta habilidad a más de la mitad, lo que supone una notable disminución en su capacidad de asesinar. Tan solo se ha incrementado el daño a súbditos de su Q, «Orbe de fragmentación», de un 40% a un 80%. Tal y como rezan las notas del parche, es posible que los ajustes sobre este campeón se sigan sucediendo en futuros ciclos.

El otro gran perjudicado, Ryze, ha disminuido el tiempo que inmoviliza a sus enemigos con su W, «Prisión Rúnica». Su uso no potenciado pasará a ser de 0,75 en vez de 1 segundo. Esto hará que encadenar sus habilidades resulte más dificultoso. Además, la E, «Tormenta eléctrica», dejará de tener un enfriamiento fijo de 2,25 segundos y este se verá reducido con los niveles de la habilidad, empezando por 3,25 segundos. Este incremento en el tiempo de reutilización no permitirá enlazar varias E seguidas (al menos sin reducción de enfriamiento) en los primeros niveles, lo cual era fundamental en las mecánicas del campeón.

Otros ajustes menores para varios campeones

El tirador Varus también ha recibido un nerf en este parche 7.5, aunque más suave en comparación. Su Q, «Flecha penetrante» infligirá un 15% menos de daño al estar completamente cargada y el enfriamiento básico de la habilidad será 4 segundos mayor en cada nivel. No obstante, este incremento podrá recuperarse si se golpea sobre enemigos infectados con su pasiva.

En otro orden de modificaciones, Fizz propinará más daño con su Q, «Golpe de erizo de mar». A cambio, el pez de su definitiva dejará de ser recogido por enemigos a los que no se haya adherido durante su lanzamiento inicial. Por otra parte, Kindred ha visto modificado el orden de las marcas de su pasiva en la jungla para que beneficien más al campeón. El potencial de Miss Fortune como support también se ha mermado en su Q, «Rebote», premiando la construcción de ítems con daño crítico y disminuyendo su relación de PH.

Por último, los ajustes finales se producen en torno a ítems y maestrías. La «Hoja del rey arruinado» propinará más daño y robará más vida a cambio de una menor velocidad de ataque. Los cambios a las maestrías, como el «Toque de muerte ígnea» (menor escalado de daño físico) y la «Sed de sangre del señor de la guerra» (con efectos de vigor), así como la introducción del nuevo «Pacto del hijo de piedra» cierran el parche 7.5. Esta nueva maestría clave sustituye al olvidado «Vínculo de piedra». Ahora, la renovada keystone otorgará un 5% de vida máxima y, si el campeón que la porte aplica algún efecto de reducción de movimiento, marcará a los enemigos para que sus aliados se curen al golpearlos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta