Compartir

Tan solo queda un ciclo (aproximadamente dos semanas) para llegar al parche de mitad de temporada, el 7.9. De momento, esta madrugada ha entrado la actualización 7.8, en la que, además de los esperados Xayak y Rakan, se han introducido varias modificaciones a campeones. Si bien estas no parecen afectar en gran medida al metagame, es necesario tenerlas en cuenta.

Los cambios más significativos afectan a Shen y Udyr. En primer lugar, el ninja causará bastante menos daño a los súbditos con su Q, Asalto del crepúsculo, pero algo más a los campeones. Por otro lado, su famoso taunt costará menos energía y será algo más ancho. No obstante, su definitiva Mantenerse unidos ha recibido un importante nerf: su enfriamiento se ha incrementado considerablemente en todos los niveles, y solo otorgará un escudo de cifras similares a las anteriores si el compañero sobre el que se utiliza se encuentra por debajo del 40% de vida.

A Udyr se le han introducido varias mejoras para hacer de su kit algo más atractivo para los usuarios. Ahora, tanto la Q como la W (tigre y tortuga) aplican sus efectos cada tres impactos. De esta forma, la Posición del tigre infligirá más daño con varios ataques sucesivos, y la Posición de la tortuga robará más vida del mismo modo. Además, el coste de maná de sus habilidades se ha visto ligeramente reducido.

Con respecto a modificaciones menores, Aatrox sigue sufriendo tímidos ajustes una semana más, y es que el campeón no ha ganado mucha popularidad últimamente. En esta actualización, el campeón activa su pasiva al luchar contra monstruos de la jungla (lo que le hace más apto para este rol) y se cura más con su W, Sed de sangre.

La Pasiva de Amumu se ha ajustado para infligir su porcentaje de daño verdadero del 15% al 10%, pero ahora sin tener en cuenta las resistencias del enemigo (lo que no era muy «verdadero»). A cambio, su W, Desesperación, causará algo menos de daño porcentual por segundo.

Ivern ahora necesitará colocar varios arbustos en forma de muro para que monstruos épicos (como el Barón Nashor) dejen de ser vistos por el enemigo. Hasta este parche, el amigable campeón tan solo necesitaba de un arbusto para esconderlo.

La pasiva de Lissandra ha visto reducido su enfriamiento en 3 segundos por cada 5 niveles del campeón (hasta ahora, era de 18 segundos siempre). Además, su Q, Fragmento de hielo, tiene un escalado ligeramente superior.

Malzahar vuelve a ser modificado con una reducción de dos puntos en su Armadura básica, y los engendros de su Enjambre del Vacío pasan de contar con tres puntos de vida a tan solo dos. Por ello, eliminarlos otorgará menos oro.

Nautilus necesitará ahorrar más maná a partir de ahora, porque su estadística de crecimiento de regeneración se ha visto reducida, y su E, Aguas revueltas, costará 10 puntos más en cada nivel.

De ahora en adelante, manejar los combos de Ryze será más fluido, puesto que el enfriamiento de su Q, Descarga eléctrica, se reinicia justo al lanzar su W o su E, en vez de cuando estas impactan sobre el enemigo.

En cuanto al Abismo de los Lamentos, se han instaurado varios cambios para hacer que las partidas de ARAM sean más rápidas y ligeras a través de una mejora en la ganancia de oro. A cambio, los objetos típicos de apoyo han desaparecido de este mapa.

Por último, se ha comunicado que el fin del antiguo cliente se acerca. En las próximas semanas, se dará paso a la tercera fase de este proyecto, en el que se comenzará a reemplazar el cliente de legado por el actualizado en todas las regiones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta