Compartir
Superliga Segunda Rebels Guasones LVP

El de ayer fue un día clave en Superliga de League of Legends, pues estaba en juego nada menos que la gran final de Segunda entre Guasones y Rebels, con la última plaza en juego para la promoción de ascenso, en la que deberían medirse a Case Esports, MAD Lions Madrid y UCAM Tokiers.

Todo un gran espectáculo en el que la comunidad española se volcó en la noche del martes, y que empezó muy accidentada con más de una hora de pausa en el primer mapa. Todo se recuperaría con normalidad, pero no sería más que la antesala de lo que estaba por venir a esta gran final de Superliga Segunda.

Tras una final de infarto, llegábamos a un tardío quinto mapa. Y transcurría el minuto 11 cuando los miembros de Rebels retrocedían a base a causa de una desconexión general. Se tardaron más de 30 segundos en decretar la pausa, ya que el propio equipo, sin conexión, no pudo pedirla, y fue el propio Guasones el que pedía la pausa, sospechando que algo raro estaba pasando, ya que los árbitros no pausaron la partida de inmediato.

La polémica comenzó en ese momento, pues en esos segundos de incertidumbre Hydra se llevaba una placa en medio, y lo peor, que Legolas hacía lo propio con dos placas en bot. Y además, nomame dejaba lanzado un Heraldo que, tras la pausa, terminaba de tirar la torre.

Un Heraldo que fue motivo de otra pausa más, pero Guasones no pudo impedirlo ya que se estaba casteando desde un par de segundos antes de la pausa. Momentos de mucha confusión e incertidumbre. Y especialmente con un twitter que se incendiaba con el asunto. Una larga pausaba que apuntaba a una solución más urgente.

 

Y es que apenas se llevaban 11 minutos de juego, y la igualdad era máxima. Con apenas 500 de oro de ventaja para Rebels, con 2-0 en kills a su favor, uno a uno en dragones, y solo algo de daño en alguna que otra placa. Y pese a ello, no hubo remake.

Miembros de ambos equipos lamentaron la situación, y el propio Legolas lo primero que hacía era pedir disculpas en la entrevista post-final. Un sabor agridulce de ganador, en la que también se entreveía la confusión sobre qué hubiese pasado en otras circunstancias, pese a la oportunidad que esto suponía de luchar por el ascenso a Superliga.

Equipos y comunidad siguen mayormente confundidos, a la espera de un comunicado oficial de la LVP explicando las decisiones tomadas por todas las partes durante esas pausas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta