Compartir

Si el pasado año corrían malos tiempos para la posición de tirador en League of Legends dominado por Xayah y Kai’Sa el nuevo rol sacrificado en este nuevo meta son los junglas, debilitados por la disminución de oro y experiencia.

La primera jornada de LEC sacó a la luz lo que muchos invocadores están sufriendo una vez comenzada la nueva temporada 2020, los problemas en la jungla y la adaptación de sus picks.

Y es que los campeones más vistos en las partidas clasificatorias y competitivo están siendo junglas con capacidad de stun, dive y engage como Elise y Jarvan IV o directamente tanques como Rek’Sai.

Estos cambios son el resultado de los constantes nerfeos tanto en oro como en experiencia que la posición que debería desequilibrar las líneas igualadas ha sufrido, acompañado de la poca importancia de los primeros dragones, la mayoría de invocadores prefieren mantener el rol de «falsos supports», otorgando CC y frontlane para sus equipos en SoloQ.

Un claro ejemplo de ello lo mostró el famoso youtuber ElDeLaBarraPan a través de su cuenta de Twitter, en el que mostraba los 3 niveles de experiencia que mantenía Xerxe, el jungla de Origen, por debajo de sus solo líneas.

Y es que si en el mundo competitivo sucede con su capacidad de elección y farmeo, en las colas clasificatorias más bajas la jungla puede pasar totalemente desapercibida, y ser vistos por los otros campeones como un smite andante.

Riot se ha dado cuenta de ello, y el propio Mark Yetter ha hecho la promesa de arreglar estos cambios en la jungla durante el parche 10.3, que observaremos muy pronto en el PBE o servidor de pruebas de League of Legends.

No hay comentarios

Dejar una respuesta