Compartir

La dolorosa primera semana de Fnatic con el 0-2 inicial deja muchas preguntas y más conclusiones aún del mal inicio del subcampeón del mundo en LEC, un cúmulo de situaciones que tienen que solventar de cara al próximo viernes para demostrar de qué son capaces más allá de Caps.

La adaptación de Nemesis no debe ser una de las excusas del subcampeón del mundo, ni de lejos. Fnatic es el único equipo junto a Team Vitality que solo ha cambiado una pieza respecto a la temporada anterior, por lo que la adaptación es una palabra que debería estar prohibida en el seno del equipo teniendo en cuenta que hay clubes que han empezado de cero.

Precisamente ese es el punto fuerte del que quizás no pueda recuperarse Fnatic y es que la pérdida de Caps, en un momento de forma que le coloca como uno de los mejores del mundo, es si cabe más dolorosa al dejar el equipo por un rival como G2 Esports, más aún teniendo en cuenta la complicación de encontrarle un sustituto.

La presión que tenga el propio Nemesis ya es otro apartado que el club debe trabajar con el midlaner esloveno, sobre todo después de las dos derrotas en la primera semana y lo que ello conlleva anímicamente no solo para él, sino para todo el quinteto.

La transición hacia otro estilo de juego es más que posible teniendo en cuenta la resta de variantes sin Caps, sin sOAZ y sin Dylan Falco. La salida del técnico al Schalke y la del head analyst Kayys a Team Liquid va a suponer un cambio lo suficientemente importante en el club como para modificar conceptos, aunque el hecho de tener a Youngbuck desde enero puede facilitar ese camino.

Remake y doble caída ante SK Gaming

Selfmademan rompió todos y cada uno de los lazos que Fnatic pudo haber creado en la preparación del partido, apareció en todas partes en los dos mapas, antes y después del remake, pero sobre todo se marcó dos ultimates claves (una antes del barón y la otra ante el Lucian de Rekkles). Todo eso más allá de lo que supone caer dos veces ante uno de los rivales llamados a estar lejos de los primeros puestos, un golpe demasiado duro.

Es imposible saber si fueron problemas de concentración o de preparación, pero Broxah no estuvo presente y Fnatic cometió errores graves como el dive que lideró Bwipo en la jugada decisiva del zhonyas de Dreams que cambió el segundo mapa.

Tampoco ante Origen

El pick de Vayne ante el Galio de Nemesis hizo que gran parte de los recursos del equipo se centraran en apoyarlos, algo que Broxah no hizo. Origen había planteado bien la partida y Nukeduck estaba preparado para demostrar por qué está entre los mejores midlaners de la competición…y lo hizo.

Fnatic no encontró la manera de remontar y aunque jugó mejor que contra SK Gaming, se vio superado por el planteamiento inicial a pesar de algunas buenas jugadas en la calle inferior ante Mithy.

Fnatic tiene equipo para demostrar mucho más de lo que ha hecho en esta primera semana de LEC, más aún para olvidar ese irónico 0-3 y levantar la situación a corto plazo antes de enfrentarse a los grandes, porque con G2 Esports, Team Vitality y Misfits en el camino, mucho tiene que cambiar el equipo para volver a ser al que era.

En la segunda semana de LEC los chicos de YoungBuck se verán las caras con Team Vitality (18.00h.) y Schalke 04 (17.00h.) en los dos primeros partidos de cada jornada los próximos 25 y 26 de enero, dos partidos complicados en los que necesita dar un paso al frente para cambiar su situación.

Imagen de Riot Games.

No hay comentarios

Dejar una respuesta