Compartir
La pelea a lo fighting game de la LCK en el LoL

En Riot Games ya no saben lo que hacer para acercarnos a los fighting games mediante el propio League of Legends y el último ejemplo se vio en la LCK, una pelea de titanes en la toplane del pasado 19 de junio convertido en un producto de lujo, una especie de adaptación a lo que podría ser una prueba de Proyect L adaptada al MOBA, una auténtica barbaridad.

Ni esos serán los gráficos, ni los ataques exactos ni querían que así fuera, pero la única respuesta del usuario después de ver esta batalla entre el Mordekaiser de Summit y el Wukong de Nuguri es de doble lectura, pensar en la LCK como una proyección audiovisual acojonante y volver a imaginar cómo será ese Proyect L del que poco sabemos hoy día.

Si la LCK es capaz de mantener este nivel de producción en cotas más altas y Riot Games es capaz de traspasarlo a eventos tan potentes como los Worlds, la evolución del modo espectador en los próximos años puede ser una auténtica barbaridad, aunque la pregunta es cuáles deberían de entrar en este perfil.
Está claro que las batallas 1v1 de la calle superior son un ejemplo perfecto para este tipo de combates, pero es imposible de imaginar una teamfight alrededor del Nashor en la que se pueda adaptar de una manera similar a un fighting games. Todavía nos queda mucho por aprender, pero el paso que se da espectacular.
El reflejo de lo que se vivió en partida ese 19 de junio es este, una experiencia totalmente opuesta a la que estamos acostumbrados a tener con respecto al LoL incluso si comparamos la misma jugada desde las dos perspectivas.

Compartir
Artículo anteriorEl primer gameplay de los emotes in game en Brawl Stars
Artículo siguienteNexus Blitz 2020: 10 modos de juego con recompensas caóticas
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta