Compartir

Giants comenzó la temporada a un nivel bastante interesante y parecía que podía ser un buen año para los chicos de Lozark. Lamentablemente las sensaciones no acabaron de confirmarse y ahora, aunque dependen de ellos mismos, tendrán que luchar para mantener su plaza en la máxima competición europea. Vamos a hacer un repaso a los puntos que pueden hacer que el conjunto español esté más arriba de cara al Split de verano, siempre y cuando logren mantener su plaza.

Veteranía

Estamos ante uno de los equipos más jóvenes por media de edad de la liga. Si a esto le sumamos que Flaxxish y HeaQ son debutantes en la máxima competición (además el tirador llegó a última hora tras la salida de Upset) y Memento apenas tiene los últimos partidos del pasado Split de verano a sus espaldas, el resultado es un conjunto que todavía necesita adquirir experiencia para ser capaz de jugar con el ritmo de las partidas cuando sea necesario y poder emplear esto en su favor.

Objetivos

Los gigantes se han mostrado como un equipo con destellos de calidad al que se le han visto buenas rotaciones en algunos momentos y en muchos encuentros ha sabido ir por delante en el marcador de asesinatos. No obstante, se han mostrado más flojos a la hora de castigar esos asesinatos con objetivos.

Actualmente solo Origen está por detrás de ellos cuando se trata de conseguir la primera torre de la partida (la consiguen en el 36% de los partidos). De igual forma son el tercer equipo que menos dragones consigue por partida (tan solo llegan a 1,3) y el que menos barones se lleva (0,46 Nashors por encuentro). Esto en el estado actual del juego se paga muy caro llegado el late game.

El metagame

El actual meta no acaba de favorecer al estilo de juego que tienen los componentes de Giants. Su midlaner, Night, no se siente del todo cómodo siendo un carry en el equipo. El año pasado le vimos destacar con campeones como Azir, Vladimir o Karma, mientras que el meta actual, en el que se priorizan campeones llamados a destrozar a los rivales de un solo combo, no le está favoreciendo.

En la línea superior, el sueco Flaxxish destacó en SLO jugando personajes carrys, como Riven o Fiora, e incluso le vimos un Shen extremadamente agresivo. En un meta en el que han dominado personajes como Maokai o Nautilus no ha salido para nada beneficiado. Las estadísticas además no ayudan, ya que su KDA es de 1,8. Solo es peor el de Satorius y el de Phaxi.

En la calle inferior, Hustlin es un apoyo con preferencia por los tanques, destacando a Nautilus como su campeón favorito (con el único que tiene más victorias que derrotas). El dominio de los magos de control en esta posición, como Zyra, Malzahar o Karma, ha jugado en su contra. El sueco tiene un KDA de 1,8, igual que su compañero de la calle superior, y solo es peor el de Hiiva y Hachani.

En definitiva, Giants debe seguir trabajando y aprendiendo de los errores que han dejado ver por el momento, sin prisa pero sin pausa, ya que el ritmo de la competición no espera a nadie. Las victorias cosechadas por Roccat estas semanas complican mucho la situación de Giants. Aun así, No cabe duda de que si son capaces de ir puliendo sus puntos débiles y creciendo como equipo, apostando por mantener el bloque, podrían mantenerse en la LCS. En esta primera parte de la temporada han dejado detalles y sensaciones que pueden permitir pensar en ello.

Compartir
Artículo anteriorNunca le regales a Roccat un Barón, o acabará ganando
Artículo siguiente¿Qué más veremos en la próxima actualización de League of Legends?

No hay comentarios

Dejar una respuesta