Compartir
Rebels

La repetición de un partido dentro de un evento deportivo sea cual sea la cuestión es uno de los procesos más difíciles de todo el circuito profesional y con el foco de los esports Rebels parece entregado a la causa para luchar por sus derechos tras la polémica de la final de la Superliga Segunda, un caso abierto al menos para el club que después de negociar opciones con la LVP sin acuerdo alguno, decide recurrir a Riot Games en busca de respuestas.

Los famosos 32 segundos sin pausa en el quinto mapa de la final entre Rebels y Guasones en busca de un hueco en la lucha por el ascenso plantean un recorrido complicado con miles de matices abiertos en la comunidad dignos a la reflexión, y es que después del comunicado de la LVP con la intención de cerrar definitivamente la situación, el equipo de De Gea parece tener mucho que decir en la búsqueda de un remake.

Con el mosqueo multiplicado con el paso de las horas en los representantes de Rebels y la ausencia de soluciones más allá del cierre de puertas de la LVP, el equipo entrenado por Araneae parece dispuesto a dar un salto más en el escalón tras lo mostrado en un nuevo comunicado: «tras proporcionar a la LVP información detallada y la evidencia de lo sucedido (…) no hemos llegado a un acuerdo. Es por ello que hemos recurrido a Riot para que abra una investigación sobre lo ocurrido e intermedie en busca de una solución deportiva«.

Rebels va a por todas. Sin nada que perder y con la intención de buscar una nueva vía para luchar por el ascenso, el equipo de De Gea busca soluciones después de entender que el comunicado de la LVP no respeta la realidad de lo sucedido como han declarado en repetidas ocasiones tanto algunos de sus jugadores como su entrenador, y desde ahí empieza una búsqueda de la verdad que no aceptan según el comunicado de la competición.

Ahí nace un proceso arduo con cientos de miles de euros en el horizonte como valor inequívoco de la plaza de cualquier equipo en la Superliga actual, Rebels pone el punto de mira en la desarrolladora para buscar una nueva oportunidad ante el reloj de arena impuesto por el tiempo a modo de fecha para las relegations, algo que todavía no es oficial.

En el comunicado Rebels insiste en la búsqueda de la igualdad en un debate eternizado en redes sociales donde los entrenadores de ambos equipos encadenan opiniones alternas sobre la realidad de poner en marcha de nuevo una final. Es difícil imaginar el reinicio de la serie sólo pensando en los casos actuales no sólo en los esports sino en el deporte general, pero más allá de entrar en la opinión o la investigación posterior, no sería raro ver alguna medida para colocar a los rebeldes en la carrera por el ascenso.

Ahora bien, parece misión imposible hacer ecuaciones para colocarlo en esa pugna a contrarreloj para hacer un ascenso a cinco equipos o incluso pensar que la situación se agrave lo suficiente como para tener 11 equipos en la próxima Superliga. En casos extremos en la élite del deporte esto ha llegado a suceder, pero por ahora todo parte de una base centrada en la investigación que todavía no tiene un horizonte concreto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta