Compartir

Si el hype ya era el primer plato en todas las conversaciones sobre el inicio de LEC en Europa, SK Gaming ha decidido alimentarlo en el primer partido de la historia de la competición como liga de franquicias y es que, remake incluido mientras iban ganando, han tumbado al subcampeón del mundo.

La primera jornada será recordada por el remake, por la caída de Fnatic y por el debut de Nemesis o selfmademan entre otros, pero sobre todo por la satisfacción de un SK Gaming que, estando muy lejos del favoritismo, ha tumbado dos veces a uno de los rivales a batir en la competición.

La Grieta del invocador parecía el día de la marmota después de una primera partida pasada por lag en el que el remake no dejaba atrás el buen hacer de selfmademan y Pirean, pilares en la paliza que le estaba dando SK a los chicos de Fnatic en la primera partida.

Tanto llegó a ser, que Fnatic se quitó en el draft tanto a Xin Zhao como a Rakan por los problemas que les estaba dando, pero la historia se repitió. El que fuera jungla de MAD Lions demostró que con Sejuani también se puede carrilear el early y repitió los mismos movimientos para poner por delante a los suyos.

Fnatic consiguió remontar y hacerse con la partida después de una locura en top en la que SK no supo frenar su hiperactividad e incluso tuvo un intento de Nashor frenado por Pirean, pero la confianza se desbordó sobre todo en Bwipo y un dive innecesario en la calle central acabó con dos muy buenas kills de los chicos de Sheepy y el bufo del barón.

Ahí acabó todo. SK Gaming apretó en la calle central mientras Nemesis se divertía con Werlyb, pero no se daba cuenta de que la partida se estaba acabando justo en ese push, dándole la primera victoria a un equipo con el que pocos contaban y que ha demostrado ser capaz de mucho más.

Sin duda selfmademan fue el mejor de los suyos junto a un muy calculador Crownshot, además de sorprender el buen nivel de Pirean (en ambas partidas). Werlyb sufrió algo más con Poppy, aunque acertó casi todas las ultimates y le dio aire a los suyos, un inicio prometedor.

No hay comentarios

Dejar una respuesta