Compartir

Riot está dispuesto a transformar el juego para equilibrarlo, como ya demostró en el Parche 8.9 con los cambios al maná. Esta vez, le toca el turno a los ADC, que sufrirán una reestructuración de sus estadísticas y objetos aún más profundas. El objetivo de la compañía es que la fase de líneas sea algo más floja para los tiradores, teniendo su rendimiento más impacto al final de la partida. Quieren acabar con la posibilidad de que aquellos cuya estrategia se basa en el crítico puedan ser decisivos independientemente de lo mal que lo hayan pasado.

Dieciocho de los veintidós tiradores del juego, los que se juegan en la posición de ADC, han recibido en el parche una reducción de armadura de 5 puntos, un aumento de vida base de 6 puntos y un aumento de la vida por nivel de 6 puntos. Además, su regeneración de salud será reducida en al menos 2 puntos cada 5 segundos. En cuando al daño, pierden 4 de daño de ataque y ganan un crecimiento de 0’7 por nivel hasta nivel 9.

El nuevo Filo Infinito

Pero los cambios realmente decisivos se han dado en los objetos. Filo Infinito, el objeto de daño más poderoso y a por el que casi todos los tiradores iban primero, pierde tanto el 20% de probabilidad de crítico como la pasiva que aumenta el 50% el daño crítico. A cambio, ofrecerá 80 de daño de ataque, doblará la probabilidad de crítico y convertirá un 20% del daño crítico en daño verdadero. Estos cambios están dirigidos a que el Filo Infinito sea menos decisivo al principio de la partida, y no haga tanto daño a objetivos débiles sin dejar de afectar a tanques. La Capa de agilidad ha sido eliminada del PBE, y la receta del objeto se forma de dos Espadones costando un total de 3700 de oro.

El Segador de esencia se hace a partir de un Espadón y el Martillo de guerra de Caulfield, y costará un total de 3200. Ahora aporta 80 de daño de ataque, regeneración del 1% de maná con cada golpe y una nueva pasiva que hace que, cada vez que usemos nuestra habilidad definitiva, aumente un 30% nuestra velocidad de ataque y reduzcamos el enfriamiento del resto de habilidades un 20% con cada golpe. Junto a este cambio, los objetos con probabilidad de crítico han sido aumentados de precio. Huracán de Runaan, Puñal de Statikk, Cañón de fuego rápido y Bailarín espectral pasarán a costar 2800 de oro, y el Fervor 1300.

La última gran incorporación a los objetos de daño de ataque y crítico es el “Stormrazor, un nuevo objeto que aporta 65 de daño de ataque, 25% de velocidad de ataque y dos pasivas: una que asegura un golpe crítico si no hemos atacado en los últimos 2’5 segundos, y otra que aumenta un 25% la velocidad de ataque y un 8% la velocidad de movimiento tras activar la primera pasiva.

Adiós al Verdugo de gigantes

Para equilibrar un poco la balanza, los objetos de penetración de armadura también sufrirán cambios. En este caso, las Últimas Palabras pasarán de ofrecer un bonus del 35% de penetración adicional a un 10% de penetración base. Los dos objetos mayores que se hacen a partir de él también cambiarán. Recuerdos de Lord Dominik pierde la pasiva del Verdugo de gigantes, ya que este objeto ha sido eliminado, y pasa de un 35% de penetración adicional a 35% de penetración base. El daño de ataque se reducirá a 40 y costará 2800 de oro. Recordatorio letal también cuesta 2800 y aporta 40 de daño, pero su penetración ha cambiado a 25% de penetración base, ya que mantiene la pasiva Verdugo.

Por último, Hoja del rey arruinado, La Sanguinaria, Fauces de Malmortius y Ángel de la guarda también han sido ajustados a los cambios en los ADC. El precio de los dos primeros ha sido reducido en 200 de oro, mientras que en los dos últimos aumenta el daño y las estadísticas defensivas que otorgan.

Habrá que estar atentos a estos cambios cuando lleguen al servidor principal. Es más que probable que el parche vaya evolucionando con el paso de los días, según vaya afectando al metajuego. Lo que es seguro es que el puesto de tirador no volverá a ser el mismo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta