Compartir

Los planes para el cambio de formato de la LCS EU no terminan de cuajar y Riot habría decidido posponer un año más los cambios para poder asegurarse la viabilidad del nuevo formato, tanto para los equipos como para la competición. Una prórroga que llega tras la doble petición expresa de H2k de que se produzcan cambios, bajo la amenaza de las principales organizaciones de abandonar la competición.

Así lo comentan fuentes cercanas a ESPN, que informan que Riot movería sus planes hasta por lo menos 2019, debido a que no habría tiempo para poder desarrollarse e implementar todos los cambios necesarios para que fuera posible el nuevo formato de regiones que tenía pensado para la LCS europea. Este nuevo formato trasladaría a los equipos de la actual LCS EU desde Berlín a cuatro ciudades principales, sumando Londres, Barcelona y París a la capital alemana. Aunque G2 eSports parece haber pasado el corte de equipos candidatos a la LCS NA, al contrario que otros como Misfits y Splyce que también habrían intentado el cambio de región.

Los cambios a medio plazo no se quedarían aquí, ya que en el próximo split de primavera se volvería al formato de un único grupo, vuelve el Bo1 y se eliminaría el descenso, sin que Riot tenga por ahora planes para Challenger Series. A final de liga, los seis mejores de la LCS EU accederán a playoffs para pelear por destronar a G2 de una corona que lleva ostentando cuatro splits consecutivos.

Así mismo, en la línea económica aumentaría la remuneración por participar en la liga de los 350.000€ a 500.000€. Cumpliendo parte de los deseos de organizaciones como H2k que hablaron alto y claro de lo poco rentable para los equipos que supone participar en la LCS EU y continuar invirtiendo en Riot.

Compartir
Artículo anteriorCambios en 120 campeones con el parche de pretemporada de League of Legends
Artículo siguienteCuchii Cuu: «No tenemos miedo a nada, somos imbatibles»

No hay comentarios

Dejar una respuesta