Compartir

Pese a su tropiezo ante G2 de la última semana, si hay un equipo dispuesto a pelear este año el título a Fnatic y el conjunto samurái, sin duda ese es un Origen con hambre de volver a hacer grandes cosas en Europa. Un proyecto que algunos pusieron en relativa duda, y que no ha hecho más que demostrar su valía.

Unas dudas que pasaban por la incorporación de Destiny, procedente de Oceanía. Y es que a pesar del talento del joven ex-support de MAMMOTH, no son nada habituales los fichajes desde dicha región. Un movimiento que sorprendió incluso al propio jugador, tal y como ha explicado en una reciente entrevista con Inven Global.

«Cuando me lo dijo mi mánager, pensaba que estaba troleando. Estábamos en la bootcamp entrenando para los Mundiales y de alguna manera estaban viendo nuestras scrims, fue ahí cuando pensé -Oh, mierda, sí que es verdad que puede que me cojan-» comentaba Destiny sobre sus primeras noticias sobre Origen.

«Me veo como un jugador entre Mikyx y Hylissang»

Y es que para un jugador de Oceanía no es nada fácil salir de allí. El propio Mitchell Shaw explica que apenas pueden hacer nada más allá de bootcamps en Corea, o tener algún conocido que te facilite una scrim. Sin ello, es difícil, y casi nunca se fijan. Por ello el último Worlds 2019 fue tan importante para Destiny, cambiando por completo su vida. «Una vez que vas al extranjero te das cuenta de lo mucho mejores que son los jugadores… A veces me pregunto cuánto mejor podría haber sido si hubiera empezado en una región importante […] Siento lástima por los jugadores de regiones wildcard, Simplemente no tienen los recursos que tienen otras regiones. No es su culpa, no es culpa de nadie. No es nuestra culpa si los australianos no quieren ver OPL«.

Su llegada a Origen no fue solo un cambio radical de vida, también lo fue lógicamente dentro de la Grieta del Invocador: «Aquí no celebro tanto una victoria. Siento que es algo europeo. Ganas, pero sabes que hay alguien mejor que tú. Siempre sé que Mikyx, por ejemplo, es mejor que yo -me veo a mí mismo como un jugador entre Hylissang y Mikyx- y sé cuánto tengo que mejorar para llegar a donde él está. Duele el ego: saber que fui el mejor de mi región, y luego venir aquí y ver a este jugador. Es algo bueno. Sólo tengo que trabajar«.

No hay comentarios

Dejar una respuesta