Compartir

El 19 de noviembre terminará la temporada de League of Legends y con él, las aspiraciones para conseguir esa ansiada skin victoriosa. Justo al día siguiente comenzará la pretemporada y una pregunta suele venir a la cabeza de los invocadores, ¿sirve de algo jugar partidas clasificatorias en pretemporada?

Una vez iniciada la pretemporada no observarás grandes cambios en tu cuenta, la clasificación obtenida será la misma, es decir, hasta que arranque la próxima temporada no se reiniciará y hasta ese momento no tendrás que hacer las placements o partidas de posicionamiento.

Así que… ¿puedo jugar rankeds o partidas clasificatorias?, la respuesta es clara, sí. Ante la pregunta ¿sirve de algo?, la respuesta es algo más complicada.

Si juegas y ganas o pierdes partidas en pretemporada, tus puntos o LP subirán y bajarán a la normalidad, aunque si consigues llegar a oro no obtendrás la skin vicotoriosa, o si consigues un elo más alto que durante la temporada tampoco cambiará tu marco de cara la próxima season.

¿Entonces por qué debo jugar?, para aumentar tu MMR de cara a la próxima temporada. Si logras ganar una cantidad alta de partidas tu MMR subirá, y durante la pretemporada suele haber menos nivel, así que te será más fácil. El MMR son las siglas en inglés de Matchmaking Rating, lo que se podría llamar tu nivel de habilidad para el emparejamiento online con invocadores de tu mismo nivel.

Si tu MMR es mayor, subirás con más rapidez durante la próxima temporada obteniendo más puntos por partida ganada, y notarás un gran impulso en tus partidas de posicionamiento, así podrás saltarte algunas divisiones que pueden llegar a ser molestas.

También puede ser un buen momento para probar campeones que sueles utilizar en partidas normales pero no te atreves en clasificatorias, y comprobar si realmente tienes madera de jungla o es mejor dedicarte a la toplane.

No hay comentarios

Dejar una respuesta