Compartir

SK T1 Telecom ha vuelto a llegar a la cima del League of Legends internacional después de tumbar 3-1 a G2 Esports, el que ha sido el rival más duro que han encontrado en el Mid-Season Invitational en una final competida y en la que los europeos dejaron momentos en los que fueron superiores a los coreanos.

Con Perkz destrozando a Faker en las primeras partidas y Lee Sin como pick fundamental para ambos equipos, el lado azul parecía clave para liderar la fase de selección y gracias a ello G2 Esports ha logrado sacarle una partida a SKT a pesar de que posteriormente los coreanos han demostrado por qué son el mejor equipo del mundo.

Con Peanut en plan estrella y Wolf demostrando por qué es el mejor support del universo en LoL, SKT ha sabido levantarse y combatir los buenos inicios de G2, aprovechando la bola de nieve a partir de la tercera partida.

En el primer enfrentamiento Perkz demostró que está en uno de los mejores momentos de su carrera y sacó el carro con Jayce, tumbando tres veces a Faker en los 10 primeros minutos de partida. Pero a pesar de todo SKT seguía centrado en objetivos y la diferencia en oro era mínima.

Peanut se hacía grande con el paso de los minutos (Lee Sin) y una vez llegó la gran primera pelea grupal, se sacó una triple que minutos después repetiría. El daño de Bang con Ashe en el cierre fue definitivo en el push que puso el 1-0 en el marcador para los coreanos.

Antes de comenzar la final parecía que sería un repaso absoluto de SKT, pero G2 Esports dio un puñetazo en la mesa y empató con mucha garra la serie. Perkz volvió a destrozar a Faker en línea, la calle inferior europea abusó desde el inicio con el Kog’Maw de Zven y sin Lee Sin, a Peanut le costó más aparecer en el early (lo cual sí hizo Trick).

Los dragones eran europeos y a pesar de los buenos intercambios de los coreanos, Kog y Syndra reventaron gracias a las buenas lecturas del jungla de G2, que se puso al nivel de los mejores para sacar un punto en la final.

La historia cambió a partir de ahí en lo que podría equipararse al enfrentamiento entre Perkz y Faker. El croata comenzó mejor el tercer choque, pero Faker abrió la lata y junto a Peanut comenzaron a hacer una bola de nieve imparable.

A pesar de las buenas flechas de Zven con Ashe, en una sola cazada los coreanos rompieron la partida con una de las jugadas de la noche, la iniciación de Wolf con flash incluido para acabar con ACE, Nashor y 10 k de distancia que marcarían el sino de la partida.

En la cuarta y definitiva G2 probó desde el lado azul con Kalista y Tresh, pero fue insuficiente. Faker recuperó su nivel, Peanut parecía invencible en las rotaciones y SKT volvió a dominar el macro liderado de nuevo por Wolf, que dejó otro recital ahora con Tahm Kench.

Sus ultimates fueron fundamentales para iniciar combates que a la postre serían decisivos y en solo dos cazadas destrozaron a los de Ocelote. Es cierto que el equipo liderado por YoungBack erró al focusear al support en el intento de remontada, pero la partida ya estaba lo suficientemente difícil como para volver a ella.

El momento de la noche, la aparición de Ronaldo. El campeón del mundo con Brasil y delantero de Real Madrid, Barcelona e Inter de Milán entre otros, apareció en la gala de entrega de trofeos para repartir algunas de las medallas de campeón, entre ellas a Faker en uno de los momentos mágicos de la noche.

No hay comentarios

Dejar una respuesta