Compartir

El inicio de una nueva etapa competitiva suele ser un pequeño pacto inicial en la narrativa de un equipo renovado, más si es en el primer partido de la competición, si eres tricampeón del mundo y si ganas como es el caso de SKT en la LCK.

Jin Air tenía una misión imposible en el estreno de la LCK en este 2019, chocar de frente con una de las plantillas más ilusionantes de toda la temporada competitiva de League of Legends con Faker una vez más al frente (que no la estrella) de un proyecto que, este año, sí parece llamado a hacer grandes cosas.

El primer paso de este SK Telecom T1 en la LCK deja muy buenas sensaciones, una victoria sólida y sobre todo una premisa fundamental, Faker no está solo. El midlaner siempre ha sido el foco principal del equipo en las últimas temporadas y ahora parece estar flanqueado a la perfección para que Mata lo salve y, sobre todo, para que Clid, Khan o Teddy sean los protagonistas en vez de él.

En el primer mapa SKT dio una auténtica paliza en el macro. Jugando con el flex de Urgot para dejárselo a Faker al final, Clid fue el mejor de los suyos con un early espectacular con Lee Sin, llegando a finalizar la partida por encima del 90% de participación en asesinatos.

Con más de 10K por delante al 20, SKT dominaba todos los aspectos del juego y Jin Air no tenía más que intentarlo a la desesperada para sacar alguna kill, pero centrarse en Mata para buscar una buena jugada le salió demasiado caro y entre Teddy y la triple final de Faker se acabó el choque con suma facilidad.

El segundo mapa fue mucho más competido y Jin Air dio guerra desde el principio. Con gankeos constantes para impedir el crecimiento del Ryze de Khan, SKT perdió mucha ventaja en top en los primeros minutos, pero lo aprovechó Clid (Sejuani) con buenas rotaciones para darle ventaja a Teddy en bot.

A partir de ahí se intercambiaron ciertos golpes en los que Faker no estuvo del todo certero, otra vez con Urgot y a pesar del buen hacer de Mata, Jin Air sacó varias peleas grupales a pesar de estar por detrás en el marcador.

Precisamente el buen hacer de SKT en el macro le dio la partida minutos después, con un Nashor inesperado que ni siquiera vio venir su rival y donde solo cayó Faker tras una buena ulti de huida de Ryze. A partir de ahí fue gratis, Teddy destrozó en el push seguido y cerró la partida para el 2-0 definitivo (MVP con Varus).

Ni ha sido el partido perfecto ni se esperaba teniendo en cuenta las alturas de la temporada a las que están, fallos del propio Faker incluidos sobre todo en la segunda partida, pero la mejora respecto a la KeSPA Cup deja muy buenas sensaciones en el equipo con más nombre en esta LCK.

No hay comentarios

Dejar una respuesta