Compartir

Lo que comenzó siendo una desastrosa temporada, con un inicio de 1-5 (todas las derrotas de manera consecutiva), pronosticaba, y no sin razón, que tal vez SKT se quedase fuera de playoffs de manera histórica. Sin embargo, y aunque tambaleándose por el camino, el tricampeón del mundo obró el milagro, gracias también a resultados externos, para clasificarse a las finales empatando con un ROX Tigers que se quedó fuera por un solo mapa de diferencia.

Unos playoffs donde la primera parada era ni más ni menos que la re-edición de la final del Campeonato del Mundo, en la que Samsung Galaxy, ahora KSV, arrolló sin compasión. El estado de forma de SKT invitaba a otro stomp, pero en los playoffs, los de Telecom se transforman, y terminaron arrollando a un KSV que poco pudo hacer ante los envites del rival.

Todo comenzó con un pick clave, la Cassiopeia top en manos de Thal. CuVee no tenía forma de pararla en el 1v1, y muy pronto perdió la línea, lo que abría el mapa para los de kkOma. En varios momentos KSV trató de responder, pero los combados de Thal destrozaban en cada teamfight. El final del mapa lo puso un Bang que demostró que Kai’Sa si que funciona en la botlane, cerrando con una triple magistral.

En el segundo mapa KSV si plantó cara, aunque ahora el terror era un Blank muy activo y acertado con Trundle, denegando las ventajas que pudiesen obtener de manera temporal sus rivales. A ello se le sumaban las tremendas iniciaciones de Faker con Galio, que feedeaban a un Bang que volvía a arrasar. Con todo hecho y más de 10k de oro de diferencia, Ambition robó un Nashor que revirtió por completo la partida. Rápidamente KSV se creció, lograba también el Anciano, y con los dos buffos destrozaron la base rival en cuestión de segundos.

 

Todo se disputaría en el tercer mapa. Con todo en juego la acción se sucedería desde el primer minuto. Nada de partidas a la coreana con tres kills, aquí tanto Ambition como Blank no paraban de acosar a los toplaners rivales en los primeros compases. Cada objetivo era una pelea, una cazada, intercambios de golpes. Una locura en la que mandaba SKT que, tras una fantástica teamfight, cazaban a Ambition y lograban un Barón con el que abrir base. KSV rozó la épica al defender, pero tres de los miembros de SKT huían bajo mínimos de vida, y al volver metieron quinta para sentenciar el definitivo mapa que les mete en siguiente ronda, donde ya les espera kt Rolster.

Compartir
Artículo anteriorTodos los detalles de la Copa de Europa
Artículo siguienteTeam Heretics se mete en la Fase de Grupos de CWL Birmingham

No hay comentarios

Dejar una respuesta