Compartir

Tras un largo tiempo de declaraciones y filtraciones se hace oficial lo que el mundo esports estaba esperando. Misfits, el equipo creado para luchar por todo en el nuevo sistema LEC se ha desmoronado y las primeras piezas que han caído han sido el toplaner sOAZ y el support GorillA.

Era poco más de las 15:00 horas cuando la cuenta de Misfits en Twitter lo hacía oficial. La salida del francés sOAZ como la del coreano GorillA por Misfits se hacían públicas y el club se despedía de ellos tras “un pasado año increíble”.

Misfits montó un equipo de estrellas para luchar por alzarse con la competición continental aunque el rendimiento no ha sido el esperado. Su mejor split fue el de verano de 2018 donde tras ganar a G2 Esports acabaron perdiendo en semifinales ante un Fnatic. En el siguiente split el conjunto de los conejos no logró clasificarse a Playoffs y empezó la caída del equipo.

sOAZ, que llegó tras la disputa de su puesto en Fnatic con Bwipo, no ha dejado nada claro su futuro, por otra parte el de GorillA parece estar en Corea. El ex de King-Zone DragonX no parece haberse adaptado al juego europeo y no ha cumplido las expectativas que se crearon con su fichaje.

El futuro de Misfits

El futuro de los demás jugadores de Misfits también está en entredicho. Han Sama fue el único jugador que tuvo minutos en la academia después de que sus miembros ocuparan las plazas del equipo de LEC. No se sabe nada de los otros dos componentes del equipo, Febiven y Maxlore, aunque lo natural sería también abandonen la entidad tras sOAZ y GorillA en busca de un nuevo proyecto.

Misftis ocupa la quinta plaza en la clasificación de LEC y su presencia en los mundiales está prácticamente descartada. Su futuro pasa por volver a fichar y crear un equipo que realmente esté a la altura de una institución como Misfits.

Compartir
Artículo anteriorTres composiciones para probrar tras el Parche 9.14b (sin Asesinos)
Artículo siguienteEl nuevo Cache estaría terminado según la última actualización

No hay comentarios

Dejar una respuesta