Compartir

El inicio de la décima jornada de la Superliga Orange finaliza de manera previsible en resultados con las victorias de Movistar Riders y KIYF, pero las formas dejan claro que los jinetes se guardan sus armas y que KIYF está construyendo con diversos planes un equipo ganador que syma ya tres victorias consecutivas.

El meta empieza a cambiar y se empieza a ver tanto en los tiempos de partida de la SLO como de otras ligas internacionales, matices que también se notan en la vuelta de la curación de los tiradores y un meta que va dejando poco a poco de lado el funneling, hoy ausente en los cuatro partidos del día.

La primera serie de la tarde dejaba a Penguins con uno de sus mayores retos hasta ahora, pero KIYF tiro por la borda sus esperanzas. La españolización total de la plantilla no terminaba de funcionar y se enfrentaban al equipo más en forma de la liga.

El primer mapa fue por completo de ZaZee, dueño y señor de la Grieta con Orianna en todo momento, primero farmeando como nadie y aprovechándose de las líneas para crecer y luego finiquitando peleas en torno a su ultimate.

Los ninjas comenzaron mucho mejor y entre tanto error global perdieron el foco en varios momentos y Penguins les dio varios sustos en los objetivos, aunque a la postre terminaron llevándose el Nashor definitivo gracias a ZaZee y al Varus de Carzzy.

Orome fue el que mantendría la compostura con Swain en la reanudación para darle la tercera victoria consecutiva a KIYF. Forzo al máximo incluso en un tp que parecía imposible para mantener la primera torre central y aún así le salió bien.

DahVys no tuvo su mejor día, JaVaaa sufrió una cazada clave en un push de los ninjas y sin apenas pelear 5v5 KIYF se puso muy por delante hasta estompear en solo 29 minutos. La clave, la conexión entre Orome y Labron tal y como comentó el toplaner en la entrevista con la LVP, donde aclaró que entre los dos llevan la comunicación del equipo. Y no se conforman con play-offs, van a por Riders.

Jugar como nunca, ganar como siempre

Movistar Riders no está al 100%, mantiene a Finn como titular a pesar del gran nivel de Xyraz hasta ahora y en el planteamiento siempre estuvo por detrás en ambas partidas, pero supo aprovechar la mayor debilidad de ASUS para llevarse los tres puntos y mantener las distancias con KIYF en la zona alta.

Con picks como el Draven de Jeskla o el Kled de Finn los jinetes siguen haciendo pruebas una semana más guardando algunas de las cartas que podrán enseñar en Bilbao y a pesar de sufrir por momentos, supieron lograr la victoria.

Army arriesgó con Fiora y Mordekaiser en la primera partida, pero le funcionó. Apretaron mucho en bot, se llevaron los tres primeros dragones (viento) y Lukezy estaba en línea fuerte con Karthus. Riders se centró en Fiora e incluso tuvo que frenarla en un intento de backdoor a la desesperada de Kaze cuando Riders le dio la vuelta a una partida frenética, con errores y en la que ASUS no supo brillar en las peleas grupales

 

En la segunda partida ASUS volvió a llevarse el early con una gestión perfecta en el mapa, una muy buena composición para ello y calls decisivos en la calle central, pero en el Nashor volvió la pesadilla para los de PochiPoom.

A partir de ahí se cayó todo el trabajo de ASUS y Riders, comandados por un genial Hatrixx con Yasuo, castigaron a la perfección el nuevo throw a pesar de que los de Gevous no estaban al nivel habitual.

En ejecución de las peleas ASUS perdió todo lo que ganó con el paso de los minutos, una manera muy dura de caer y perder casi todas las opciones para entrar en los playoffs, dejando en entredicho la apuesta del club una temporada más por errores individuales.

Compartir
Artículo anteriorTodos los detalles del renovado Patio de Juegos
Artículo siguienteFortnite se actualiza con la v.5.10: subfusil compacto, cumpleaños y Patio de Juegos
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta