Compartir
Tarzan Wadid Griffin LCK

El 2020 no ha sido ni mucho menos el año de Griffin. De aspirante a rey y clasificarse a Worlds recién ascendido de Challenger, a volver al pozo tras el largo culebrón a causa de los escándalos del pasado mes de noviembre. Lo que ha provocado las lógicas y casi esperadas salidas de Tarzan y Wadid, sumándose a las de Viper, Ucal y Untara.

Tras cambiar a dos de sus piezas principales, el split fue un fracaso, y el equipo se hundió descendiendo de categoría. Y ahora, con el ilusionante sistema de franquicias entrando en la LCK, nadie se quiere quedar fuera. Es por ello que ambos jugadores emprenden el vuelo anunciando sus respectivas salidas de Griffin, abriéndose a ser contratados por cualquier entidad que estime oportuno hacerse con sus servicios.

Poca presentación necesitan ambos. El support cayó muchas bocas en Europa cuando firmó junto a Hjarnan por G2, procedentes de ROCCAT. Demostraron seguir siendo una botlane sólida en uno de los equipos más exigentes del mundo, y llevaron a G2 ni más ni menos que a las semis de Worlds 2018. Y en el caso del jungla, sin conocer la élite llevó a Griffin a dos finales consecutivas de LCK, y de ahí a los Worlds 2019 donde cayeron en cuartos.

Por su juventud y gran nivel, quizá Tarzan tenga más novias de cara a quedarse en la LCK, pero no poca experiencia le falta a Wadid, que incluso bromea en redes sociales sobre su corta estancia en Griffin. No ha sido una etapa fácil para ambos, pero aún les queda mucho por decir en la élite de League of Legends.

Compartir
Artículo anteriorLos modos de juego temporales son un fracaso para League of Legends
Artículo siguienteUna nueva cuenta atrás marca el destino de la Temporada 3 de Fortnite

No hay comentarios

Dejar una respuesta