Compartir

Team Liquid estaba, hasta esta mañana, sentenciado. Un 0-4 en el que había sido avasallado por su rival en todas las ocasiones, un equipo sin comunicación y con dudas, y un Olleh que incluso daba un paso al lado y renunciaba a la titularidad por su pobre rendimiento. Sin embargo, el lavado de cara y mentalidad del equipo norteamericano se ha hecho patente hoy contra Royal Never Give Up.

El propio Doublelift, bandera y mejor jugador de Team Liquid, ha dado las claves de la victoria en la entrevisto post-partida de Riot Games: “Hoy no teníamos nada que perder y hemos jugado más relajados“, decía el mejor tirador de la LCS NA. Además, ha confesado por qué no han arrancado tan mal el MSI 2018: “Nuestra comunicación estos días ha sido mala. No estábamos coordinados en las peleas

Doublelift ha terminado la partida 9/1/6 con Caitlyn, con una partida incontestable. Haciendo pareja con la Morgana de Hylissang, tenían una línea favorable con respecto a Xayah y Rakan y la aprovecharon desde el principio. La primera sangre fue para Doublelift, además de la primera torre. El resto de la partida fue coser y cantar para el tirador de Team Liquid, que con dos autoataques destrozaría al Uzi en las fases finales de la partida.

El primer día pensábamos en el 10-0, el segundo en el 8-2, y hoy hemos venido pensando en conseguir el 6-4“, decía Doublelift. Desde luego, la ambición no será un problema para Team Liquid a la hora de encarar el resto de la fase de grupos.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta