Compartir

Si bien la temporada regular en Norteamérica nos ha dejado numerosas sorpresas, partidos reñidos y épicas remontadas, parece que esta narrativa se ha perdido con la llegada de los playoffs. Tan solo han saltado chispas en el enfrentamiento de cuartos de final entre CLG y Flyquest, mientras que el resto han sido series de 3-0, muy rápidas y decantadas desde el inicio. En la primera semifinal, Cloud9 vapuleó a Phoenix1, y anoche TSM hizo lo propio con Flyquest.

El equipo revelación de la temporada no pudo hacer frente al poderío de Bjergsen y compañía. Tan solo el primer mapa contó con cierta emoción. Flyquest opuso resistencia en las escaramuzas iniciales de la fase de líneas, pero TSM se coordinó mucho mejor en las teamfights grupales, lo que decidió los tres mapas.

Por desgracia para Flyquest, las continuas cazadas sobre LemonNation facilitaron el trabajo a los líderes de la fase regular. El support no tuvo su mejor día, y su equipo lo achacó. Además, los de Hai apostaron por composiciones más ortodoxas de lo visto habitualmente por su parte. Esto no les funcionó como debería, y sus carencias salieron a relucir.

Por otra parte, todo TSM mostró muy buena imagen. Aunque el equipo brilló en conjunto, el MVP de esta semifinal cayó en manos del toplaner Hauntzer, que estuvo muy sólido en los tres mapas con Nautilus y Renekton.

De este modo, TSM acude a las finales en un momento óptimo para ellos, y es que su nivel de juego es muy alto comparado con anteriores ocasiones. El equipo ha terminado de cohesionarse, pero enfrente espera un Cloud9 que también ha demostrado mucho en fase regular y llega a la final tras haber destrozado, de igual manera, a su rival en semifinales. La gran final se disputará en la ciudad canadiense de Vancouver el próximo día 23 de abril, misma fecha que en la LCS europea.

No hay comentarios

Dejar una respuesta