Compartir

A las puertas del partidazo entre China y Corea, Norteamérica debía mostrar su valía ante Vietnam, a priori el equipo más flojo de este MSI. Sin embargo y, contra todo pronóstico, Team Liquid se llevó un baño de realidad al ser vencido por un fantástico EVOS, que supo exprimir a las mil maravillas sus virtudes y las carencias de los americanos.

Como era de esperar, YiJin marcaba las pautas de su equipo. Su acoso y derribo a Pobelter fue esencial para que Warzone dominase en línea, llegando a feedarse hasta ser imparable gracias también a los numerosos errores de Olleh. A pesar del dominio vietnamita, Liquid comenzó controlando objetivos, sin embargo pronto se revertiría la situación cuando un combazo de RonOP y Stark terminó en un 3×0 para EVOS y el primer Nahsor de la partida.

Ese Nashor les permitió empatar en torres y remontar el marcador de oro, y a partir de ahí generar una imparable bola de nieve. YiJin era un dolor de cabeza, las iniciaciones de RonOP perfectas, Stark era el rey de la Grieta y de todo ello se aprovechaban Warzone y Slay hacer ingentes cantidades de daño en las peleas.

Los de EVOS quizá pecaban de ansiosos y agresivos en muchas ocasiones, pero eso les llevó a conseguir otra fantástica pelea con un nuevo 3×0 y sumar otro Barón Nashor a su marcador, con el cual dejaron muy tocada la base de Team Liquid. Norteamérica, acostumbrados a tropezar frente a las regiones wildcard, volvían a cometer el error de confiarse ante un equipo con ganas de demostrar que no han venido de vacaciones a este MSI 2018.

No hay comentarios

Dejar una respuesta