Compartir

El eterno debate de si fue el huevo o la gallina podría repetirse una y otra vez con la salida de Youngbuck de Fnatic, ¿decisión propia o del club?, un debate eterno que el entrenador explica tras dejar los triunfos para buscar la felicidad en Excel y sentirse de verdad entrenador.

Joey ‘Youngbuck’ Steltenpool habla por primera vez tras su inesperada salida de Fnatic como entrenador y su flamante fichaje por Excel, un movimiento instantáneo tras el cierre de los Worlds en el que se superpone una situación ante todas, el entrenador no estaba realmente contento en el otrora campeón del mundo.

En una entrevista a RedBull, el técnico desvela sus razones con una idea que persiste, sentirse realmente entrenador de un grupo que quiera aprender para llegar más alto, de ahí parte todo: “Llevaba pensando unos meses si debería seguir en Fnatic o no. Sé que probablemente encontraré más felicidad en otros equipos, pero soy muy ambicioso y normalmente Fnatic tiene un roster muy fuerte tal y como ha pasado este año. Hay mucho talento en el equipo de este año y siempre nos unimos en la superficie para estar juntos y terminar teniendo momentos realmente buenos“.

“sé hacia dónde va fnatic y no estoy alineado con eso”

Youngbuck confiesa que su salida fue un término medio entre una decisión propia y del club, pero lo que deja claro es que no era feliz. “La sensación de ganar es realmente buena y eso hace muy difícil la decisión…pero al final sé hacia dónde va Fnatic y no estoy totalmente alineado con ello, pero aún así pienso que ellos estarán en Worlds el año que viene. Simplemente creo que tengo que buscar la felicidad en otro sitio. Mi felicidad va primero“, aclaró el holandés.

El ex de Fnatic, G2 Esports y Enemy confirma que su idea era quedarse en Europa: “Miré a Norteamérica y la LPL porque me parecían regiones interesantes, pero tenía preferencia por Europa. Luego comparé los proyectos y conozco a mucha gente que está relacionadas a Excel trabajando ahora o en el pasado y me gusta mucho la perspectiva del staff, las infraestructuras y el potencial del roster“.

Eso sí, la decisión definitiva se centra en ese hambre de crecer que repite una y otra vez le faltaba en Fnatic: “Al final fue una decisión pasada en un proyecto que me parece prometedor y también quiero un desafío para llevar a un equipo del décimo puesto a playoffs” Satisfacción en un trabajo porque “los jugadores van a estar hambrientos y deseosos de ser entrenados y realmente hay un techo que se puede alcanzar con este equipo“.

No hay comentarios

Dejar una respuesta