Compartir

Cada vez es más habitual ver en los videojuegos sistemas de botín aleatorios que los jugadores pueden comprar tanto con dinero del propio título como con dinero real. La Comisión belga de juego (entendiendo como juego aquellos que son de azar) inició una investigación hace más de una semana para comprobar si las cajas de botín como las que existen en Overwatch y Star Wars Battlefront II debían ser clasificadas como juegos de azar, lo que conllevaría, como mínimo, una limitación de su uso para los menores de edad.

En el día de ayer, 21 de noviembre, la Comisión anunció que los sistemas de botín sí son considerados juegos de azar, ya que “la mezcla de dinero y adicción es juego, y mezclarlo con los videojuegos perjudica la salud mental de los niños”. Asimismo, han anunciado que perseguirán la eliminación de estos sistemas de micropagos siempre y cuando el contenido de la compra sea azaroso.

Disney obligó a los desarrolladores de Star Wars Battlefront II a suspender temporalmente los sistemas de micropagos debido a la mala prensa que estaba recibiendo el videojuego. El congresista por el estado de Hawaii, Chris Lee, calificó el título como “un casino temático de Star Wars”, y aseguró que va a poner en marcha una investigación por las presuntas prácticas abusivas de EA.

LucasFilm también ha salido al paso de la polémica, posicionándose del lado de los fans. Star Wars Battlefront II tiene, una semana después de su lanzamiento, una nota de 0.9 en Metacritic atendiendo al criterio de los usuarios.

Estas iniciativas gubernamentales pueden poner fin a los sistemas de azar implantados en los videojuegos, desde Overwatch a League of Legends, pasando por FIFA 18 o Counter Strike.

No hay comentarios

Dejar una respuesta