Compartir

CLG y Dignitas jugaron el llamado “partido que nadie quiere jugar”, ese encuentro que parece tener menos importancia ya que todos los conjuntos prefieren disfrutar la gran final. Sin embargo, ambos equipos tenían claro que era necesario dar lo mejor de sí y conseguir una victoria para mejorar su posición en el clasificatorio norteamericano para los Worlds, además de por un mejor premio económico y el propio orgullo de los equipos. Sin embargo, durante el encuentro parece que el conjunto de CLG fue el único con ganas de demostrar su nivel real.

El primer mapa empezó con el guion previsible. Ambos equipos muy metidos en la partida, repartiéndose asesinatos y objetivos a partes iguales. Una buena jugada por parte de CLG y un nashor, unido a dos kills para su midlaner y su ADC, hiciero que el conjunto de Huni y compañía se llevara el encuentro y pusiera el 1-0 en el marcador en apenas 25 minutos de partida.

Sin embargo, a pesar de la igualdad que se vio en la primera partida, todo fue un espejismo. El equipo de CLG salió con muchas ganas de resolver el encuentro por la vía rápida y así quedado plasmado en la grieta. Apoyándose en un gran Huni, su jugador franquicia sin ninguna duda, consiguieron sacar la ventaja necesaria en el early game para que Orianna llegara mucho antes de lo esperado a su máximo potencial y fuera una auténtica pesadilla para Dignitas.

En la tercera partida volvió a reinar la igualdad. A pesar de que Jax consiguió hacerse con una kill antes del minuto 1, el conjunto de Dignitas consiguió meter el miedo en el cuerpo a CLG y dio mucha guerra durante varios minutos. Sin embargo, era todo algo pasajero ya que CLG volvió a reventar la partida en el late game y puso el 3-0 en el marcador y dejó muy claro su candidatura para los Worlds.

Compartir
Artículo anteriorRecital de Rekkles y Caps para acabar con H2K en la pelea por el tercer puesto
Artículo siguienteBjergsen elegido MVP de la LCS NA por cuarta vez

No hay comentarios

Dejar una respuesta