Compartir
Diablo Immortal

Han pasado exactamente 10 años desde el lanzamiento de Diablo III, una década que se ha hecho muy larga para los seguidores de la popular saga de acción RPG de Blizzard. Y, aunque todavía habrá que esperar para jugar a la cuarta entrega numerada, tenemos nuevo Diablo recién estrenado. Y es que desde el pasado 2 de junio ya se encuentra disponible Diablo Immortal, el título diseñado para dispositivos móviles (iOS y Android) pero que también puede jugarse con un PC (de hecho, puedes compartir partida y progreso en ambas plataformas).

Diablo Immortal es un juego gratuito, aunque cuenta con el típico sistema de micropagos opcionales en la tienda del juego, que puedes descargar y jugar sin coste alguno con tu Smartphone. Además, puedes asociar tu cuenta de Battle.net para guardar tu progreso y personajes en dicha cuenta y luego compartirla, si quieras, en tu PC. Necesitarás la aplicación de Battle.net para jugar al título con teclado y ratón, pero podrás salar de un dispositivo a otro siempre que quieras con su juego cruzado.

Aunque guarda muchas similitudes de gameplay y diseño con Diablo III, Immortal ha sido diseñado para un funcionamiento óptimo en pequeñas pantallas táctiles y eso ha hecho que se simplifiquen muchas cosas. Por ejemplo, uno de los elementos que hemos echado de menos nada más comenzar a jugar es el maná. Aquí no hay barra de este recurso, por lo que no tendrás que preocuparte por la falta de ‘combustible’ para tus hechizos. Pero en general, si has jugado a los títulos anteriores, te sentirán como en casa y si no, tal vez estemos ante la mejor entrega para iniciarse en el mundo de Diablo.

Ya seas un veterano cazador de demonios como un recién llegado a Santuario, vamos a resumir un puñado de consejos e información clave del juego para que tus primeros pasos en Diablo Immortal sean certeros. Prepara tus pociones de salud y ¡vamos allá!

Diablo Immortal

Unos cuantos consejos para triunfar

Elegir la clase de tu héroe en Diablo Immortal es una decisión clave, y es que cada una de ellas determina una manera de jugar y, sobre esto último, pues hay gustos para todo. Por eso es importante que te tomes tu tiempo para elegir la que más se adapte a cómo te gusta jugar a ti en este tipo de juegos. Pero, si eres nuevo en esto y quieres elegir las clases menos complejas para comenzar, el Bárbaro es la clase más adecuada. Es una de las más equilibradas y cuenta con un estilo de combate directo y cercano. Tras el Bárbaro, el Cruzado y el Cazador de Demonios (si eres más de atacar a distancia) con también clases asequibles para empezar.

Diablo Immortal cuenta con una guía, integrada de manera muy intuitiva en las primeras horas de juego, que conviene seguir para descubrir todos los aspectos del juego. En realidad, solo tienes que seguir los objetivos principales de la historia en los primeros compases y el juego te va descubriendo todo lo que encierra su gameplay y todo lo que te ofrecerá en partidas venideras: como subir de nivel, cómo desbloquear habilidades, como conseguir y mejorar tu equipo, como recibir encargos, como acceder a misiones, cómo participar en mazmorras o las míticas fallas, etc. Déjate guiar por esta especie de tutorial y enseguida habrás aprendido todo lo fundamental en el juego.

Juega todos los días. Como suele ocurrir en la mayoría de juegos móviles, Diablo Immortal premia a los jugadores constantes. Ya hemos dicho que aquí puedes pasar por caja para obtener recompensas de manera más rápida, pero si no quieres gastar un euro la mejor manera de recibir un flujo constante de recompensas es conectarte a diario. Aunque solo tengas 5 minutos, recuerda conectarte para recoger las recompensas diarias disponibles en tu códice (mira en el Pase de batalla, en la pestaña Conquista y en los Logros de exploración). También hay una recompensa por la primera muerte del día, y esta es una misión que puede llevarte unos segundos si sales de una zona segura).

Una vez estés en las áreas abiertas de cada región puedes optar por ir directo en tu camino a tu próximo objetivo de misión o dedicarte a explorar. La exploración en Diablo Immortal también está especialmente premiada, pues te puede permitir encontrar más y mejores recompensas, enemigos de élite y la opción de descubrir nuevos monstruos para añadir al Bestiario. Si tienes tiempo de dejar la historia o tus misiones a un lado, ponte a explorar y será la mejor manera de hacer progresar a tu héroe. Cuando ya no quieras entretenerte en una región, podrás utilizar la navegación automática para ir directo y sin pausa a tu destino.

Aquí no se vende, se recicla. En Diablo Immortal no se puede vender el equipo que no nos interesa para obtener oro a cambio, como ocurría en las anteriores entregas. Aquí el equivalente es ‘Reciclar’ los objetos que no queramos, algo que podemos pedirles a los herreros de cada enclave seguro. Cuando volvemos de una incursión, una misión o una mazmorra, volveremos con los bolsillos llenos de equipo inservible. Puedes seleccionar todo el material del inventario que no lleves equipado pulsando el botón ‘Reciclar todo’. A cambio recibiremos unos materiales que pueden servirnos para fabricar o mejorar equipo, generalmente ‘chatarra’ y ‘polvo encantado’. Y no hace falta que recicles todo, puedes seleccionar algún objeto raro y mejorarlo en el herrero con un poco de oro (y algunos materiales concretos).

En un momento dado, al principio de la historia, desbloquearás un libro, el Bestiario Horádrico. Se trata de un compendio de todas las bestias y monstruos del juego, cuyas páginas irás rellenando a medida que los vayas enfrentando. Según avances por las diferentes regiones se irán rellenando las páginas de este libro, pero recuerda consultarlo regularmente cuando vuelvas a la ciudad para obtener recompensas adicionales.

Diablo Immortal Bestiario

Si te cansas de tocar los objetos caídos en el combate para recogerlos (esto permite elegir si lo quieres recoger o no) puedes configurar que esto se haga de forma automática al pasar sobre ellos (como ocurre con el oro). Para hacerlo sólo tienes que marcar la opción ‘Recogida automática’ en el menú ‘Configuración general’. Demás permite filtrar por Normal, Mágico y Raro.

Prueba todas tus habilidades (y recuerda que solo puedes llevar cuatro equipadas a la vez) para ver cuáles son las que más te gustan, combinándolas para descubrir combos demoledores. Se pueden equipar y desequipar de manera muy rápida, por lo que te recomendamos que lo hagas varias veces en los combates. Las habilidades suben de rango a medida que se usan y, aunque haya alguna que no te convenza demasiado en los rangos bajos, puede que te enamore una vez potenciada. No las desprecies. Y un buen consejo es llevar siempre equipada una habilidad de movimiento, que te permita huir de ataques de enemigos o zonas que vayan a recibir daño.

Tu habilidad ‘Ultimate’ se va recargando poco a poco con tus ataques regulares, así que cuantos más ataques de este tipo utilices más rápido irás viendo como se rellena el círculo alrededor del botón. Cuando esté lleno te proporcionará un tiempo limitado en el que tus ataques serán más devastadores, causarán más daños y tú recibirás menos. No hace falta que lo utilices nada más conseguirlo, puedes guardarlos hasta que te enfrentes a un enemigo de élite.

Completa fallas antiguas y fallas de desafío para obtener equipos raros y legendarios, además de otros objetos que te permitirán fabricar gemas legendarias. Las primeras suelen formar parte de la historia principal, pero puedes acceder a ellas cuando puedas desde el momento que lelgues a Westmarch. Las fallas de desafío son mazmorras que se vuelven más difíciles de manera progresiva en cada uno de sus niveles. Son un reto importante, pero proporcionan mejores recompensas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta