Compartir

Parece que los deportes electrónicos son fenómenos extremadamente contemporáneos, cuando el primer vestigio se remonta a 1972, en el campus de Stanford donde se organizó un prototorneo de ‘Spacewar’ creado 10 años antes en el MIT. Lo interesante es que ya por aquella época se premiaba a los ganadores con suculentas recompensas como era en aquel entonces una suscripción de un año a la revista Rolling Stone.

Otro momento que define la evolución histórica de los e-Sports fue el Space Invaders National Championship, organizado por la otrora todopoderosa Atari en 1980. Lo curioso es que evidentemente todo el torneo fue presencial y ver a las 10.000 personas hacinadas delante de televisores de tubo catódico tuvo que ser memorable y seguramente irrepetible.

Algo que seguro os suena son los archifamosos Nintendo World Championships, celebrados en 1990, 4 años después en su segunda edición algo más descafeinada y poco reconocida y recientemente, en concreto este pasado año englobado en los eventos de Nintendo en el E3 de Los Ángeles, que seguro que os conocéis aunque solo sea por los ya célebres niveles del Super Mario Maker, que aún no estaba en el mercado. Este campeonato consiste en varias pruebas tanto por equipos como individuales a juegos emblemáticos de Nintendo de la época en la que se dispute el evento; Super Mario Bros. Tetris y Rad Racer fue el trío de videojuegos sobre los que versó la competición y que formaron a leyenda del cartucho de NES dorado de los Nintendo World Championships, repartido como premio de un concurso paralelo por la revista Nintendo Power. En él están incluidos los 3 juegos del torneo y se ha llegado a pagar más de 15.000 dólares por una unidad.

cartucho

Pero quizás los eSports tal y como conocemos hoy comenzaron a gestarse en los tempranos 2000 en Corea del Sur, año en el cual los jugadores de videojuegos que ya eran famosos por aquel entonces se ganaron la denominación administrativa de «Ciberatletas» en parte por la popularidad que cogió por aquel entonces el juego definitorio del RTS, Starcraft y sobre todo su expansión BroodWar, llegando a congregar a 120.000 personas en Busan, además de ser retransmitidos por televisión las grandes ligas nacionales, como por ejemplo «OnGameNet». Expertos de este fenómeno señalan 3 factores determinantes para que hoy hablemos de Corea como «El Dorado» de los pro-gamers: El Creciente desempleo en el país en los años 2000, la temprana regulación del deporte electrónico por medio de una asociación dependiente del ministerio de cultura y deporte y la evidente naturaleza tecnológica de Corea del Sur.

Lo que viene de ahora en adelante seguro que lo conocéis; se produce en occidente un nuevo auge de los shooters, antaño importantes en PC con Quake, Unreal Tournament y Counter Strike, pero ahora en consolas con dos nuevos exponentes: CoD y Halo, siendo la segunda parte este último el primero en USA en ser televisado por cable, en concreto encuentros de la famosa MLG.

Lo que seguramente los que no sean asiduos a los eSports están hartos de ver, son los MOBA, con sus dos máximos exponentes: LoL y DotA. Nacidos del mismo padre, una modificación del RTS Warcraft III llamada Defenders of the Ancients, ambos se basan en una vista isométrica, casi cenital; la habitual en el género de estrategia en tiempo real, pero con la peculiaridad que solo controlamos a un «Héroe» y no a todo un ejército, resultando en mayor espectacularidad y necesidad de coordinación al tratarse ahora de un juego por equipos.

Compartir
Artículo anteriorTeam Orbit vuelve a la carga en Europa con Urban y Zer0
Artículo siguienteRiot confirma sus planes filtrados para mejorar League of Legends como eSport

No hay comentarios

Dejar una respuesta