Compartir

El equipo de la NBA de Houston Rockets ha contratado a un ejecutivo experto en deportes electrónicos para que les asesora sobre su posible entrada en los eSports. De este modo medita el equipo invertir en el deporte del siglo XXI una parte de su generoso presupuesto que ronda los 500 millones de dólares.

Sebastian Park tras más de dos años de experiencia en los eSports siendo el CEO de Team Archon se encargará de estudiar las ventajas e inconvenientes de la entrada de toda una entidad de élite como son los Houston Rockets que ahora mismo se encuentra cuarto de la conferencia oeste con un parcial de 11-7. De hacer efectiva su entrada el equipo de James Harden seguiría los pasos de los Philadelphia 76ers que adquirieron a Team Dignitas y APEX Gaming así como los del alero de los Boston Celtics, Jonas Jerebko, que adquirió el equipo de Renegades.

Park reveló al medio Bloomberg las primeras declaraciones al respecto: «No vamos a descartar nada a las primeras de cambio, vamos a estudiar todas las posibilidades. Lo que realmente me atrajo de la oferta de los Rockets fue su capacidad de decir –Hay cosas que sabemos y otras que no, pero sabemos del valor al alza de los eSports y queremos tomarnos el tiempo que sea necesario para entenderlo-. Mucha gente mira a los eSports de una manera equivocada, como algo que necesitan explotar en muy poco tiempo para poder llegar a fin de mes. Lo sé perfectamente porque yo mismo viví eso. Sin embargo los Rockets pueden abordar este tema con una perspectiva muy diferente y elaborar un plan a largo plazo y hacer una apuesta seria para convertirse en un referente del panorama«.

Compartir
Artículo anteriorFnatic presenta su nueva plantilla para 2017
Artículo siguienteOpTic y FaZe consiguen el pase a semifinales de ELEAGUE

No hay comentarios

Dejar una respuesta