Compartir

Continuando con las informaciones que salieron a la luz a principio de mes, Immortals estaría ahora más cerca que nunca de adquirir Infinite Esports & Entertainment, propietarios de la organización OpTic Gaming, lo que causaría un gran golpe de efecto en los principales títulos deportivos.

Todo comenzó tras la última ronda de financiación de la que se hizo eco ESPN el pasado 3 de mayo, en la que habrían recaudado 30 millones de dólares. Una inyección que aprovecharían para su plan de adquisición del grupo Infinite Esports & Entertainment en una compra multimillonaria cuyas primeras cifras hablaban de unos 150 millones de dólares, aunque la cifra final distaría mucho de ella, siendo bastante inferior según diversas fuentes como The Esports Insider. Y aunque aún son todo más que rumores, muy pronto podríamos salir de dudas ya que la supuesta fecha límite para la oferta sería el próximo 31 de mayo.

Con esta compra, Immortals adquiriría las diferentes divisiones de OpTic Gaming con unas considerables consecuencias en la escena empezando por la adquisición de la plaza LCS en League of Legends, por lo que alcanzarían una meta deseada tras ser rechazados con la entrada del sistema de franquicias.

En Call of Duty el equipo previsiblemente sería rebautizado, haciéndose también con los servicios de uno de los clubes referencia en Norteamérica y de los principales competidores en la Pro League. Un movimiento que miraría también a la futura Call of Duty League.

Aunque algo más tedioso resulta tanto el equipo de Overwatch como el de CS:GO. Dado la normativa que prohíbe la multipropiedad, de querer mantener a Los Angeles Valiant estarían obligados a vender la plaza de Houston Outlaws en la Overwatch Leache, aunque novias no le faltarán y podría suponer unos importantes ingresos tras la compra. Así mismo, al ser actuales propietarios también de MiBR, tendrían que desprenderse del conjunto danés de OpTic.

No hay comentarios

Dejar una respuesta