Compartir

La prestigiosa marca de vehículos de lujo Mercedes-Benz anuncia su apuesta por los eSports firmando una alianza con la ESL. Una alianza con la que patrocinar torneos de la poderosa organización y que dará comienzo con la próxima ESL One de Hamburgo que se celebrará el 28 y 29 de octubre y que repartirá un bote de 1.000.000$ en su torneo de DOTA 2.

Atraída por los poderosos números en cuanto a expectación presencial y online, así como a los premios de cada vez mayor cuantía, la marca alemana ha fijado sus ojos también en los torneos de deportes electrónicos, tras haberlo hecho previamente en otros deportes de carácter más convencional.

Nuestro amplio compromiso internacional con el deporte nos permite acomodarnos a los intereses de nuestro diverso público. Como marca, mantenemos un estrecho contacto con nuestros clientes. Hemos estado siguiendo el panorama de los eSports y su rápido crecimiento, y estamos en la certeza de que esta nueva unión nos permitirá hacer contacto con un nuevo grupo objetivo muy interesante“, comenta Jens Thiemer, vicepresidente de marketing de Mercedes-Benz.

Por su parte, Ralf Reichert, CEO de ESL, también se mostraba muy satisfecho con dicha alianza: “Estamos encantados de asociarnos con Mercedes-Benz. Esta asociación representa un enorme paso tanto para nosotros como para toda la industria de los deportes electrónicos, permitiendo explorar todo tipo de soluciones y llevar juntos a los eSports al siguiente nivel“.

Compartir
Artículo anteriorEl Liverpool FC estudia su entrada en los eSports
Artículo siguienteMercy recibirá importantes cambios próximamente

No hay comentarios

Dejar una respuesta