Compartir
Return to Monkey Island

La historia de los videojuegos está repleta de enormes títulos que marcaron una época y que se quedaron grabados a fuego en el subconsciente colectivo. Cada jugón tendrá su juego mítico favorito, aquel que le fascinó en su infancia y le hizo enamorarse de este mundillo. Esos juegos que han sido el inicio de grandes sagas o que, simplemente, lo cambiaron todo y han inspirado a generaciones de diseñadores de videojuegos posteriores. Sin duda, uno de estos títulos grabados a fuego en el Salón de la Fama del Videojuego es Monkey Island.

The Secret of Monkey Island se lanzó en 1990, desde las creativas oficinas de Lucas Arts y gracias a las preclaras mentes de tres titanes del diseño de videojuegos: Ron Gilbert (director, co-diseñador y guionista), Tim Schafer (co-diseñaro y guionista) y Dave Grossman (co-diseñador y guionista). Al año siguiente llegaría su extraordinaria secuela, Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge. Y a partir de ahí, lo demás es historia, como suele decirse. Había nacido un mito, dos de las mejores aventuras gráficas de todos los tiempos, un videojuego que marcaría a todos los desarrolladores posteriores y cuya historia, personajes y chistes siguen funcionando hoy como el día que se lanzaron.

Monkey Island

Aunque en 1997 llegaría una tercera entrega muy decente (The Curse of Monkey Island), sus tres ‘padres’ originales ya no estuvieron implicados en el proyecto, y sus dos siguientes capítulos (Escape from Monkey Island, en el año 2000, y Tales of Monkey Island, 2009), aunque divertidos y con algunos elementos a destacar, fueron producciones muy alejadas de la calidad de las primeras entregas.

Por eso, no es descabellado decir que llevamos 30 años esperando un sucesor espiritual de las dos entregas originales, una tercera entrega ‘oficiosa’ que continúe la historia desde la venganza de LeChuck, pero saliendo de las mentes de sus creadores originales. Y las oraciones de los fans han sido escuchadas y el mismísimo Ron Gilbert, junto a Dave Grosmman (aunque sin Shcafer), nos traen Return to Monkey Island el próximo 19 de septiembre de la mano de LucasFilms Games y Devolver Digital.

Además de la dupla de director, diseñadores y guionistas, la la banda sonora del juego vuelve a correr a cargo de Michael Land (compositor de la banda sonora original), además de Peter McConell (que participó en Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge, Grim Fandango o Psychonauts) y Clint Bajakian (Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge, Indiana Jones and the Fate of Atlantis, El Día del Tentáculo…). Y el actor de doblaje, Dominic Armato, vuelve a poner la voz a Guybrush Treepwood.   

Prepárate para volver a la Isla del Mono

Ron Gilbert llevaba años fantaseando con la idea de continuar la historia allí donde la dejó, desde la segunda mítica entrega. Y así lo ha hecho, aunque dejando claro que respeta y le gusta todo lo que se hizo en los siguientes capítulos de la saga. De hecho, aunque este Return to Monkey Island comienza justo donde terminó LeChuck’s Revenge, Gilbert ha dejado claro que también hay guiños a situaciones, personajes y localizaciones que aparecieron después. Por ejemplo, ya sabemos que en el juego nos encontraremos a Murray, la deslenguada calavera que apareció en Curse of Monkey Island. 

Monkey Island

Conociendo todo esto, necesitamos refrescar la memoria con estos dos primeros títulos que se lanzaron hace 30 años porque puede que muchos de vosotros no los hayáis revisitado desde hace décadas. O peor aún, que no los hayáis jugado. Y eso tiene delito, porque ambos han tenido dos fabulosas actualizaciones (que actualizaban su estilo artístico, pasando de los pixeles clásicos a la animación tradicional más similar al arte de la tercera entrega) y pueden jugarse tanto en PC (están disponibles en Steam) como en las consolas de anterior generación (Playstation 4 y Xbox One).   

Y es que para muchos fanáticos, toda la epopeya de Guybrush Treepwood para convertirse en pirata, las tres pruebas, la compra de su primer barco, los duelos de insultos y su lucha contra la Maestra de la Espada, la búsqueda de su tripulación, el mono de tres cabezas, el pollo de goma con polea en medio, los trozos de mapa del Big Whoop o la competición de escupitajos, son detalles que estarán grabados a fuego en su memoria. Pero muchos otros jugadores los habrán olvidado. 

Por eso, hay que ponerse las pilas para actualizarse y, si no tienes opción de jugar a las ediciones especiales de ambos juegos disponibles en PC y consolas, puedes optar por jugar a los juegos originales, sin instalar ni descargar nada y, lo importante, sin pagar un euro. Todo gracias al trabajo de aficionados de Archive.org, que en su web permiten jugar de manera rápida y sencilla a muchos clásicos juegos que corrían en MS-DOS. Aquí tienes los enlaves para jugar, ya mismo, a  El Secreto de Monkey Island, y su secuela, La venganza de Le Chuck.

Otra opción rápida es visitar los vídeos que la propia desarrolladora de Ron Gilbert, Terrible Toybox, ha publicado para refrescar la memoria a los fans más olvidadizos o a los nuevos aprendices de pirata que quieran subirse al barco de Monkey Island. Una serie de vídeos llamados “Guybrush’s Scrapbook” y publicados en Youtube nos narra, como si de los cuadernos de recuerdos del propio Guybrush se tratara, los acontecimientos principales de las dos primeras entregas, con un repaso a sus personajes más importantes y los giros de guion más impactantes.  

Un repaso a sus personajes

Y otra buena idea es dar un repaso a los personajes más destacados de la saga, a esos que ya sabremos que aparecerán y algunos otros que no están confirmados pero que deberían estar ahí (por favor, por favor, que estén). ¿Los recuerdas a todos?

  • Guybrush Treepwood: el aprendiz de pirata ha corrido muchas aventuras y, como a él le gusta recordar constantemente, es el tipo que derrotó al temido pirata fantasma LeChuck. A pesar de su ridículo nombre, hemos aprendido a querer a este tipejo con escasas aptitudes para la piratería, pero un gran ingenio para meterse en líos.    
  • Elaine Marley: la gobernadora de Mêlée Island es un hueso duro de roer para las intenciones de nuestro héroe, pero finalmente le robará el corazón. Aunque Guybrush no será el único que se enamore de esta valiente jovencita que no necesita que ningún héroe la rescate. El mismísimo LeChuck se muere por sus huesos.  
  • LeChuck: El pirata fantasma LeChuck (después pirata zombie, tras ser resucitado por los ritos del vudú) es un icono entre los villanos del mundo de los videojuegos. Genial, despiadado, aterrador… odia a Guybrush y dicen que inspiró al personaje de Barbosa en Piratas del Caribe.  
  • Stan: el parlanchín vendedor de barcos de Mêlée Island es uno de los personajes más queridos y entrañables de la saga. Un tiburón de los negocios, un avispado comercial que no para de hablar, capaz de vender cualquier cosa, se pasó al negocio de los ataúdes en Booty Island en La Venganza de LeChuck. 
  • Señora del Vudú: Un personaje recurrente en la saga, pasó de personaje secundario, casi sin importancia en la primera entrega, a tomar un papel fundamental en el segundo capítulo, ofreciendo a Guybrush consejos y pistas para afrontar su aventura. También vimos a una señora del vudú, peligrosamente parecida y en una cabaña en medio de un pantano, en la saga de Piratas del Caribe de Disney. 
  • Herman Toothrot: es el ermitaño que vive solo y aislado en Monkey Island hasta que lo encuentra Guybrush en el primer juego. Sabemos que Herman le compró un barco a Stan, el mítico Sea Monkey, y consiguió llegar a la mítica isla utilizando una receta vudú. En el segundo juego, enseña filosofía en una playa de Dinky Island.  
  • Largo LaGrande: uno de los personajes más queridos de la saga es este lugarteniente de LeChuck, que solo tiene de largo y grande el nombre, ya que es llamativamente bajito (aunque muy fuerte). LaGrande aparece en el segundo juego y es el antagonista en toda la primera parte, y quien después conseguirá resucitar a LeChuck. No sabemos nada de él desde los compases finales de esa segunda entrega. 
  • Murray: es una calavera parlante con mucha mala leche. La calavera fue separada de su cuerpo cuando Guybrush Threepwood dispara con un cañón contra el bote de remos de unos cuantos piratas esqueletos, esbirros de LeChuck, en la batalla de Plunder Island, al comienzo del tercer episodio de la saga, The Curse of Monkey Island. A Murray, el hecho de no tener cuerpo ni brazos ni piernas no le parece un impedimento en su intención de dominar el mundo.  
  • Carla: La maestra de la espada de Mêlée Island es un persoanje mítico y la protagonista de una de las tres pruebas que Guybrush tiene que superar en el primer juego para que los líderes piratas le consideren como un igual. Aprender a derrotarla en un duelo de insultos es uno de los puzles más míticos de la historia de las aventuras gráficas.  
  • Wally: es el simpático y bajito cartógrafo que ayudará a Guybrush a descifrar el mapa para encontrar el mítico tesoro Big Whoop en el segundo juego. Cuando LaGrande lo secuestra y lo lleva con él a la fortaleza de LeChuck, nuestro héroe tendrá que intentar rescatarlo. 
  • Otis: este pirata al que Guybrush encuentra encarcelado en Mêlée Island en el primer juego, terminará formando parte de su tripulación en su primer viaje a la Isla del Mono. Tiene una enfermiza obsesión por robar flores y sufre de un desagradable problema de halitosis severa.  
  • Meathook: otro de los miembros de la tripulación original de Guybrush es un enorme pirata que perdió ambas manos en una pelea con su propio loro mascota. 
  • Los caníbales: los peligrosos caníbales que viven en Monkey Island se alimentaban de los turistas despistados que se extraviaban en la isla, pero luego decidieron cuidarse un poco más y retiraron la carne roja de su dieta.   
  • Los líderes piratas: aunque solo aparecen en el primer juego, y ni siquiera conocemos sus nombres, los tres importantes líderes pirata son unos secundarios míticos y ya sabemos que volverán en Return to Monkey island. En The Secret of Monkey Island nos los encontramos en el Bar Scumm al comenzar a jugar y son los que pone a Guybrush las tres pruebas para convertirse en un verdadero pirata. También nos desvelan la receta del grog, la bebida pirata por excelencia que “puede tener uno o más de los siguientes ingredientes:  queroseno, propilenglicol, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, ron, acetona, colorante rojo nº2, SCUMM, grasa para ejes, ácido para baterías y/o pepperoni”. ​

No hay comentarios

Dejar una respuesta