Compartir

Ese eterno plural que nunca tuvo sentido en Riot Games finalmente tendrá una historia más allá de League of Legends y es que a pesar de la fuerza de TFT, el secreto mejor guardado de la desarrolladora se acaba de revelar en el EVO 2019 y es que están trabajando en un fighting game.

La dinamita estaba preparada para explotar en el epicentro de los fighting games a nivel mundial un EVO 2019 que ha implosionado con la información desvelada por uno de los fundadores del evento y a la vez trabajador de Riot, Tom Cannon, que ha comentado las ganas que tenía de soltar la información.

Si tomamos perspectiva lo veremos con claridad, ya que hace un par de años Riot Games dejó de ser una desarrolladora de un solo estudio ya que adquirió Radiant Entertainment, el estudio que hay detrás del fighting game Rising Thunder, un giro de acontecimientos que ya prometía cambios que ahora finalmente se han confirmado.

Precisamente Tom Cannon, uno de los fundadores de esta compañía y la mezcla de su andadura con EVO junto con Tony Cannon han puesto en marcha uno de los movimientos más jugosos para la escena de los juegos de lucha, sobre todo por lo que supone estar dentro de Riot Games.

Sin especificaciones de cómo será el juego en ningún aspecto, ha aclarado durante el anuncio que “la razón por la que hicimos Rising Thunder en primer lugar era porque sentíamos que los fighting games se merecían ser disfrutados por más gente (era gratuito). Y como algo grande, pensamos que necesitaba el potencial para ser mayor aún“.

Eso sí, si hablamos de fechas será complicado adivinarlo, ya que el proyecto lleva un tiempo en marcha pero según las palabras del propio Tom Cannon, queda bastante lejos, por lo que lo del EVO 2019 solo ha sido un anuncio repleto de hype que nos hará esperar bastante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta