Compartir

Más de dos meses después desde el primer y revolucionario anuncio de Stadia, el nuevo servicio de videojuego bajo demanda de Google, y sin apenas conocer mucho más desde entonces, en este jueves 6 de junio se puso el marcha el primer Stadia Connect para dar a conocer todo tipo de detalles.

Quizá de todas las novedades internas a conocer, dos de las más importantes eran la fecha de lanzamiento y el precio mensual. Pues bien, de una sentada revelaron el misterio pues Stadia llegará en noviembre y tendrá un coste de 9’99$ al mes.

El precio era uno de los factores que más intriga producía, y finalmente parece que entran al mercado compitiendo de tú a tú con sus rivales, igualando el precio del Game Pass de Xbox, siendo ambos similares al precio anual de PlayStation Now.

Aunque eso no es todo, ya que Stadia echará a andar para los miembros del Founder’s Edition, cuya reserva ya está disponible. Con un coste de 129$, tendremos en casa un Chromecast Ultra con el que poder lanzar los juegos a cualquier pantalla, un mando Stadia de edición limitada, el juego Destiny 2 y tres meses de suscripción, incluyendo claro los gastos de envío de los diferentes elementos.

Así mismo Stadia anunció la lista de sus primeros títulos disponibles en el catálogo, destacando la presencia de Baldur’s Gate 3, Doom Eternal, Destiny 2 y todas las expansiones, Mortal Kombat 11 o Final Fantasy XV.

Adelantándose al E3 para ser protagonista en estos días previos a la feria, Google anunció su revolucionaria plataforma Stadia, que se antoja como una clara rival en el mercado al no ser necesaria consola, ni descargas ni instalaciones, pudiendo jugar en cualquier pantalla que disponga del servicio. Desde televisiones a ordenadores, pasando por tablets o smartphones.

Google se suma así a una tendencia al alza que cada vez tiene más peso en los videojuegos. Los servicios streaming de series y películas son ya la nota predominante frente al ‘viejo’ televisor, y cada vez son más las compañías las que se suman a esta modalidad de ofrecer otro tipo de servicio, dejando a un lado (que no atrás) a la compra convencional de videojuegos con una plataforma bajo demanda en la que poder elegir a qué jugar entre un extenso catálogo con simplemente pagar una mensualidad.

Compartir
Artículo anteriorDónde encontrar todas las turbinas eólicas en Fortnite
Artículo siguienteRiot anuncia a su nueva campeona: Qiyana, la emperatriz de los elementos

No hay comentarios

Dejar una respuesta