Compartir

El Auge de las Sombras ha supuesto el soplo de aire fresco que Hearthstone necesitaba. La expansión ha introducido cartas muy poderosas y, junto a la rotación del Año del Dragón, ha revitalizado el juego. Hoy hablaremos de tres mazos basado en sinergias de tres clases de esbirros: robots, múrlocs y dragones.

Los tres mazos tienen un ratio de victorias de más del 52% y, aunque no son de tier 1, funcionan bien. El rey absoluto del meta es Druida tokens, que sigue intratable hasta que salga un buen counter.

Cazador robots

Este es el mazo con mejor ratio de victorias de los tres. Ursatrón y Siete vidas son dos de las mejores cartas que han salido en el Auge de las Sombras, y además tienen sinergia entre sí. La mezcla de robots y Últimos alientos hacen un mazo muy sólido gracias a otras inclusiones como Aniquilatrón, Cría mecanizada, Bomba araña o Técnica pirotécnica. El mazo se completa con hechizos de Cazador y Zul’Jin, un potente finalizador.

Chamán múrlocs

Los mazos de múrloc nunca acaban de desaparecer y esta vez se han promovido desde Blizzard. Chamán Múrlocs se veía venir desde la salida de Rasgabranquia, Pescador de los Bajos Fondos o Sorbedor de Lodo, y ha acabado por ser una realidad. 28 de las 30 cartas de este mazo tienen la palabra Múrloc escrito en ellas, y solo Ansía de sangre se libra de este dato. Plantar una buena mesa cuanto antes y lanzar el hechizo de Chamán serán las claves de la victoria.

Mago dragones

Este ha sido el último arquetipo en surgir, promovido por Kalecgos. Es una mezcla entre el Mago de acumular mago, el Mago invocaciones y el paquete de dragones que funcionaba en Guerrero Impar. Las sinergias de dragones las conseguimos con Kalecgos, Draco Crepuscular, Calcinador Faucedraco, Caldeador de ambiente o Médica bruja del Árbol de fuego. Khadgar, Poder de Invocación, Astromante y Llamada del Conjurador darán consistencia al mazo, mientras que Gigante Montés, Harrison Jones, Salvaguarda o Cuervo mensajero aportarán valor al mazo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta