Compartir

El 23 de febrero de 2017, APU puso en marcha la primera academia de deportes electrónicos de Malasia con el objetivo de servir de plataforma para que los estudiantes pudieran llevar su pasión por el juego competitivo al terreno profesional. Zierasmayu Binti Abd Rahman, asesor del club de eSports de la APU, ha comentado que esta iniciativa surgió tras la colaboración junto con la universidad para la organización de torneos de eSports: “Organizamos las finales nacionales para League of Legends y FIFA 17. De allí, vimos el feedback de estudiantes, padres y organizadores del evento. Vimos el lado positivo de todo aquello y decidimos acoger los eSports y dar un paso hacia delante llevándolo a la academia“.

Con tres niveles diferentes (principiante, intermedio y avanzado), los estudiantes podrán especializarse en en League of Legends, Dota 2, Counter Strike: Global Offensive o FIFA 17 en el transcurso de 12 semanas para cada uno de los niveles: No podemos centrarnos sólo en los jugadores profesionales, empezamos desde las bases, enseñamos desde el nivel principiante y tratamos de motivar a los estudiantes para que sigan avanzando a los otros dos niveles más avanzados. Sin embargo, entendemos que aunque pases por estos tres niveles, todavía sería demasiado pronto para afirmar realmente que eres un jugador profesional, pero al menos dan los primeros pasos necesarios para llegar a ello”.

Pese a que las clases están pensadas para impartirse entre 30 y 40 personas, Rahman señala que han tenido una demanda de solicitudes “abrumadora” con una gran variedad de perfiles tanto en edad como en formación previa. Se espera que el profesorado lo conformen jugadores profesionales a nivel internacional, sin embargo, en el caso de los estudiantes extranjeros, no podrán obtener una visa por el momento, a no ser que decidan estudiar el grado de desarrollo de juegos, en ese caso sí tendrán acceso a las clases de eSports durante el fin de semana. Rahman también ha querido destacar el esfuerzo por parte de la APU por conseguir un reconocimiento oficial a nivel nacional que certifique que entra dentro del estándar de cualificación profesional exigidos para ofrecer a sus alumnos una salida laboral real de cara al futuro.

No hay comentarios

Dejar una respuesta