Compartir

El principal diseñador de Overwatch, Geoff Goodman, ha compartido en los foros de Battle.net  su visión acerca de toda la polémica surgida en torno a los cambios llevado a cabo en la armadura y daño de D. Va: «En general, con los cambios en su daño se pretende que sea un pequeño nerf».

Con respecto al otro cambio introducido en la armadura de D.Va, Goodman explica: «En cuanto a su salud/armadura, la conclusión es que está destinado a ser débil frente a las armas más rápidas (y escopetas), tales como Reaper y Tracer. El juego es mucho más saludable cuando los héroes tienen fortalezas y debilidades frente a los demás héroes. Tal como estaba, era común escuchar a la gente preguntar «¿Qué hago con D.Va?» La gente a menudo trata de utilizar Zarya o a Roadhog ya que tienen el potencial para hacer frente a los altos daños y llegar a su matriz. Héroes como Reaper que se suponen que son generalmente bueno contra tanques, no eran muy eficaces debido a toda la armadura que tenían que pasar. Con la armadura bajada, ahora ella tiene contadores más legítimo y todavía se contrarresta muchos héroes y habilidades en el juego, especialmente teniendo en cuenta su matriz de defensa que no fue tocado».

Por último, el desarrollador añade: «Entiendo que la gente sienta en general que sea más débil que antes del cambio, y si fuera el caso, veríamos como ayudarla. Sin embargo, esa ayuda no sería con la vuelta de la armadura porque se volvería al problema inicial. Estaremos observando su evolución tras los cambios».

No hay comentarios

Dejar una respuesta