Compartir

La segunda temporada de la APEX –organizada por OGN– ha cerrado su fase de semifinales con el partido entre Meta Athena y Lunatic-Hai. Tras dos horas de encuentro y no sin dificultades, Lunatic-Hai ha terminado haciéndose un hueco en la final con un resultado final de 3-2.

Crónica de una muerte inesperada

Se trataba, de forma discutible, del encuentro más esperado en esta APEX S2. Mucho se venía hablando de Meta Athena, equipo que empezó a escalar desde abajo, desde la misma Challengers Season con posterior promoción a la segunda edición de la APEX.

Lo hizo, además, de forma completamente impecable, con un récord de victorias inaudito. Hasta 21 victorias acumuló Meta Athena en su marcador de la competición de OGN, teniendo en cuenta su paso por Challengers Season 1 y 2, así como la promoción y la presente edición de la APEX.

Pero Lunatic-Hai también jugaba… El conjunto con mayor fanbase de Corea del Sur llegaba con ganas de apagar el deslumbrante brillo de Meta Athena para llegar a la final de la APEX. Y así, los presentes en Twitch vimos cómo la luna terminó por eclipsar al sol en un encuentro vibrante que sabe ligeramente a traición.

Recital de Lunatic-Hai en los primeros mapas

La que prometía ser la gran noche de Meta Athena comenzó de la peor forma posible. Lunatic-Hai salió enchufado al partido, de manera que a pesar de los esfuerzos de Meta Athena y el continuo baile del punto, acabó por llevarse Nepal con un 2-0. Meta estaba incómodo, y LH se lo hizo pagar bien caro.

Tocaba viajar a Alemania para jugar Eichenwalde, pero aquí Lunatic-Hai ya andaba con la moral bien alta, mientras que Meta Athena se encogía ante la agresividad de su oponente. Aún así, Meta atacó primero y llevó la carga hasta el castillo in extremis.

Era el turno de LH, que cuenta con una de las dive comp más poderosas del mundo, a la que recurrió tan pronto como salió la carga del punto. Aquí Meta Athena ya se apreciaba asfixiado, con decisiones más que cuestionables, como la Sombra de Libero para defender la carga. Poco después, Lunatic-Hai entregaba la carga y ponía el 2-0 en la serie.

Salvados por Hanamura

Hanamura no es, precisamente, el mapa más querido por los jugadores profesionales. Ya sabemos cómo funcionan los 2CP, que no perdonan errores. Precisamente, Meta Athena llegaba con relativa facilidad al segundo punto, haciéndose con él con casi cinco minutos de tiempo extra.

Como decíamos, los mapas de control no perdonan errores, y fue lo que le sucedió a Lunatic-Hai. Estaba tan centrado en aplacar a Libero que acabó por olvidarse por momentos del segundo punto, tirando por la borda los más de seis minutos con los que contaba para capturarlo.

Meta Athena ponía en Hanamura el 2-1, que pareció devolverle a la vida cuando ya parecía que se termina la semifinal de la APEX. ¿Sería capaz de darle la vuelta a la serie?

La imaginación de Meta Athena no conoce límites

Hemos visto al equipo hacer jugadas gloriosas en la APEX, así que una semifinal también se merecía una de esas jugadas eléctricas. De las que te hacen levantarte de la silla.

Libero probó con Sombra, pero como no le salió bien, se decidió por una Mei con la que nos dio una clase magistral de imaginación, y de paso dejó para la posteridad una de las jugadas más ingeniosas que se han visto hasta la fecha en Overwatch.

Con todo, Meta Athena no consiguió entregar la carga en Dorado por escasos centímetros, pero tampoco estaba dispuesto a caer en la semifinal sin luchar hasta el último aliento. Meta defendió con uñas y dientes la marca de la carga, anulando los embistes de Lunatic-Hai para acabar poniendo el 2-2 en la serie y forzar un último mapa.

Hollywood para decidir al segundo finalista de la APEX

El último mapa, la prueba de fuego para llegar a la final. De nuevo, la dive comp de Lunatic-Hai ya anticipaba problemas. Frenó con todos los medios que tenía a Meta Athena antes de que la carga llegara al segundo punto, encontrándose a un ataque de pasar a la final.

A partir de ahí sólo fue cuestión de paciencia. Los últimos segundos fueron caóticos, con un tono agrio y desesperado para Meta Athena, que no pudo evitar lo inevitable. Caía ante Lunatic-Hai, pero la hazaña de este equipo en la segunda edición de la APEX no caerá en el olvido.

Lunatic-Hai luchará contra RunAway para coronarse campeón de la APEX en la gran final, y como solo podía pasar un equipo en esta última semifinal, por el camino queda un Meta Athena que ya se nos antojaba destinado a recorrer ese “Royal Road“. Tragedia griega.

Compartir
Artículo anteriorLos equipos de LoLSegunda dan la talla en la Copa ECI
Artículo siguienteVirtus.Pro y SK Gaming pondrán rumbo a la ESL One de Colonia
Traductora e intérprete y profesora de español. Me encantan los videojuegos, pero casi toda mi atención se la queda Overwatch. Cheers, luv!

No hay comentarios

Dejar una respuesta