Compartir
Kiriko, el nuevo héroe de Overwatch 2

La estructura del nuevo Overwatch 2 está creada para cambiar por completo el modelo existente y generar una nueva experiencia de juego tanto a los nuevos jugadores como a los antiguos, un dardo directo al corazón de los que viciaron en 2016 y al mismo tiempo una oportunidad para empezar de cero par otros con un sistema totalmente diferente en el desbloqueo de héroes.

El trasvase de Overwatch a Overwatch 2 es mucho más que un concepto visual o de jugabilidad, es una idea engendrada en el free-to-play para asimilar la actividad de millones de jugadores centrados en juegos gratuitos con pequeños micropagos, y es precisamente ahí donde se coloca el título de Blizzard con la idea de llega rmucho más lejos que antes.

La cultura de Blizzard con Overwatch 2 es cuidar a todos los jugadores que en su momento compraron el juego original, por eso las cuentas de battle.net con un mínimo progreso en el shooter mantienen el plantel de héroes, cosméticos y monedas del original sin que se le cambie una coma ni siquiera a los puntos competitivos, pero para los nuevos el mundo es completamente diferente.

Como si se tratase de un regalo recién descubierto, los nuevos jugadores sólo empezarán con 15 héroes y a partir de ahí deberán ir desbloqueando uno a uno a cada personaje hasta llegar a los 34 actuales, un reto para el que será fundamental entrar en la prueba y error, en un límite de partidas por roles, consecución de puntos y también superación de desafíos.

De hecho los jugadores nuevos sólo podrán entrar en la modalidad competitiva cuando superen las 50 victorias en el juego, una obligación para que empiecen a tomar perspectiva de los nuevos mapas, de las bases de cada héroe, de los conceptos básicos entre combos y sobre todo, de tener la posibilidad de ampliar esos 15 iniciales poco a poco.

Los jugadores con experiencia en Overwatch 1

El caso para los jugadores más experimentados es diferente ya que desde el primer momento tendrán como regalo a Kiriko, la heroína recién implementada con la Temporada 1 de Overwatch 2, más allá de que las rankeds estarán disponibles para todos desde el minuto 1.

El gran problema de los jugadores antiguos está en las monedas, y es que la forma de pago cambiará por completo con el cambio de título por lo que el aprovechamiento de las antiguas monedas será muy limitado. Estas se traspasarán de un juego a otro, pero sólo se podrán intercambiar por skins básicas para los héroes.

La moneda de Overwatch 2 será diferente y con ella se pagarán la mayoría de cosas. Las 1.000 monedas nuevas equivalen a unos 10 euros en el juego y con ellas se pagará por ejemplo el pase de batalla, pero hay una manera mucho mejor de superar todos estos baches y son los desafíos.

Los desafíos semanales permitirán a cada jugador conseguir un extra de 60 monedas premium hasta conseguir 540 a lo largo de la temporada si se está lo suficientemente activo, la manera más adecuada de adherirse al plan free-to-play sin gastar nada en la consecución de recompensas más allá de las skins externas al pase de batalla.

No hay comentarios

Dejar una respuesta