Compartir

OverGaming, uno de los clubs españoles más longevos y consolidados de los eSports, regresa con el anuncio de su nuevo equipo de Overwatch. Entrevistamos a su CEO, Rubén Lopera, que nos ofrece su versión del estado del club tras un silencio de seis meses por toda la polémica que se levantó sobre las deudas con varios jugadores.

Tiene 29 años y es natural de Terrassa, Barcelona. Rubén levantó hace seis años OverGaming, empezando en la escena competitiva de Call of Duty por la época del primer Black Ops. Ese mismo año se estrenaron en la LVP, se clasificaron entre los ocho primeros y se declararon campeones en la Gamergy. A partir de entonces fueron creciendo, llegó el equipo de LoL y posteriormente CS:GO.

Poco a poco OverGaming se labró un nombre, el toro azul se hizo conocido y su comunidad de seguidores fue creciendo junto a ellos. La debacle llegó hace unos seis meses, durante la Gamergy de Diciembre, cuando se produjo toda la situación que Rubén explicó en su reciente comunicado. “Llegaron meses difíciles tanto para mí como para el club“, nos dice, “Siempre estuve dando la cara y aguantando todas las críticas. Soy plenamente consciente de la culpa que me toca y espero que tras el juicio que se celebrará en noviembre todo se aclare y se haga justicia“.

Pero nos deja claro que es optimista respecto al futuro, y la llegada del nuevo equipo de Overwatch lo demuestra. Un nuevo comienzo que llegó de la mano de Sl1p, impulsor del equipo. Con él llegó Soun, DatGazz y aparte el trio de Baskonia; Impact, Saura y Xto, que vinieron gracias a la gestión de David ‘Yerini’ Sánchez, coach del equipo que trabajó anteriormente con eMonkeyz.

Nuestras expectativas para este año son de recuperación, volver a donde estábamos antes junto al resto de clubs. Queremos un equipo estable y creo que Yerini sabe como gestionarlo perfectamente para llevarlo hacia nuestro objetivo“, nos cuenta Rubén. “Yo no quiero un equipo Top 1 o Top 2, esto es un proyecto de larga duración y somos conscientes de que necesita pasar por un proceso de maduración“, aclara el propio Rubén.

También habla de la plantilla: “Es un equipo muy bueno y variado, con gente como Sl1p con mucha experiencia, y también jugadores jóvenes. Creo que es una mezcla de todo pero por lo que he podido ver, por como les he visto jugar, creo que pueden llegar a su objetivo sin lugar a dudas.”

Rubén no tiene problemas en hablarnos, desde su punto de vista, del bache que está soportando OverGaming, un tema delicado con juicio de por medio. “Confié en quien no debía, en una persona que decía querer patrocinarnos pero cuyas verdaderas intenciones resultaron ser muy distintas, apartarme a mí y quedarse con OverGaming. Cuando me quise dar cuenta era incapaz de acceder al dinero del club, justo en una época en la que organizábamos la Gamergy, y de repente me vi en la situación de no poder afrontar los pagos que estaban por llegar“.

Cuenta que pasó seis meses duros hasta llegar aquí, y justo cuando se anuncia el nuevo equipo, vuelve la lluvia de críticas. “Tienen todo el derecho a criticarme a mí porque al final fui yo quien confió en esas personas, pero lo que la gente no sabe es que se pasa muy mal cuando te levantas y tienes treinta mensajes en los que se te pide dinero, sufriendo un acoso constante”, asegura.

“Son seis meses malos para mí y para mi familia, en los que me cuesta salir de casa, que tengo que pasar en hospitales, con ansiedad, porque al final soy yo el que ha pasado estos seis años luchando por levantar el club con mucho esfuerzo para que estuviera arriba, en Europa incluso, y de repente llega gente para hacer daño de esta manera. Te acabas preguntando el porqué de esos actos, porque creías que estabas haciendo las cosas bien, pagando a todo tu staff, pagando hasta 300 euros a los jugadores de CS:GO, cosa que ellos saben bien”, agrega hablando sobre los pagos a jugadores. “Nos equivocamos en todo este tema, pero creo que la gente no se dio cuenta el sábado pasado del daño que hacia con todas esas contestaciones. Si bloqueé a algunos de ellos es porque no estaba preparado, y luego decidí escribir aquel mensaje explicando la situación. Una situación que ya hablé con los jugadores afectados y que es delicada porque mi abogado me aconseja que no cuente más de lo debido“.

Rubén tampoco se esperaba la reacción de apoyo de muchos a raíz de ese comunicado. “A pesar de lo ocurrido, y de que nuestra imagen se ha visto muy resentida, lo cual entiendo y comprendo, estoy recibiendo mucho apoyo de mucha gente, no sólo de la comunidad sino también de empresas que han trabajo conmigo y con Over“.

Ahora, el CEO quiere centrarse en pagar todas las deudas y volver a empezar. Vienen fuerte con tres inversores externos y una empresa, y darán pronto a conocer a una marca conocida que los acompaña. Aún así, Rubén tiene claro que se seguirá encargando de todo y no volverá a cometer los mismos errores del pasado. Nos ha pedido que mandemos un mensaje de tranquilidad para su afición, que estén tranquilos, que OverGaming ha vuelto para quedarse.

2 Comentarios

  1. Bueno, bueno, pues parece que después de toda la sarta de mentiras del comunicado, se le acumula el trabajo al Sr. Lopera con gente que de nuevo confió en él y oh, casualidad, le volvieron a engañar!!! Pobre Rubén, verdad?
    Tendrá que emitir un nuevo comunicado: “Toda la verdad sobre…”
    jajajajajaja
    Dice un dicho que a todo cerdo le llega su San Martín, ¿por qué será?

Dejar una respuesta