Compartir

Las incursiones son una parte importante en esta octava generación de Pokémon Espada y Pokémon Escudo, en ellas podremos conseguir objetos y pokémon competitivos además de DT y caramelos para subir rápidamente a nuestras criaturas, aunque si no las hacemos de la mejor manera el pokémon podría escapar.

Aunque desgraciadamente todos los pokémon no están en los nuevos juegos, la cantidad de objetos en ambas versiones es abrumadora y muchas de ellas poseen una doble función como la Piedra Eterna o el Lazo Destino para la crianza.

Esto también se extrapola a las poké balls, hay muchas y de todo tipo que se podrán comprar en varios lugares, además de ser recogidas durante la historia y todas ellas sirven para algo especial.

Durante nuestras incursiones aconsejamos utilizar a los pokémon más fuertes del juego, estos son los legendarios Zacian y Zamacenta además de Eternatus, este último es tipo veneno/dragón mientras que el legendario de Espada es hada/acero, por su parte Zamacenta es lucha/acero consiguiendo así abarcar muchos de los tipos supereficaces con grandes números en las estadísiticas.

Por otra parte y una vez el pokémon esté debilitado recomendamos utilizar como ball de captura la llamada Ocaso Ball, esta se podrá conseguir en algunas tiendas de la región de Galar, además del Área Silvestre por vatios. Esta ball es especialista durante la noche, lugares oscuros o cuevas donde también entra la zona en la que se disputan las incursiones con los pokémon dinamaxizados.

Durante la batalla solo tendrás una oportunidad de capturar al pokémon una vez se encuentre debilitado, si durante el momento final no cuentas con Ocaso Ball siempre podrás lanzar una Ultra Ball, aunque aquí las probabilidades son algo menores.

Si pierdes la oportunidad siempre podrás reiniciar todas las incursiones una vez consigas realizarlas todas, o probar la función online para escoger una incursión pública que te interese.

No hay comentarios

Dejar una respuesta