Compartir

Tencent tiene claro que quiere a los tramposos fuera de sus juegos, y la experiencia de PUBG Mobile es una de las que más le preocupa actualmente. En un intento de crear un ecosistema agradable para todos, la compañía ha anunciado baneos de diez años de duración para todas aquellas cuentas en la que se demuestre que hayan cometido algún tipo de violación del juego.

Un baneo de tan larga duración podría considerarse incluso permanente, un castigo incluso insuficiente para aquellos que, de manera directa creando los programas, o indirecta haciendo uso de ellas para tomar ventaja a los rivales, arruinan la experiencia de otros jugadores. Medidas drásticas para intentar frenar lo que se está convirtiendo en algo demasiado habitual.

Así mismo, Tencent pide a todos los usuarios que se denuncie a la más mínima sospecha de que otro usuario pueda estar haciendo trampas en PUBG Mobile. En caso de duda de que otro jugador esté haciendo uso de terceros programas, insisten en reportar a dicho jugador y el equipo se dedicará a investigarlo cuando proceda, y en caso de demostrar que infligía las normas, se notificará a aquellos jugadores que le reportaron sobre los resultados cosechados gracias a estas denuncias.

Además, dicho comunicado concluye con una lista de más de 100 cuentas ya baneadas, y de este modo exponerlas a la comunidad y de paso facilitar la tarea de identificación en caso de que una vez una cuenta sea baneada, sea creada una de nombre similar.

No hay comentarios

Dejar una respuesta