Compartir

Riot Games empezó a trabajar en Teamfight Tactics en febrero de 2019, creando un juego de estrategia desde cero y llegando hasta el set 2. Pero parece que no acaba ahí, y es que el productor y el jefe del equipo de diseño de TFT nos han desvelado cómo será el futuro de este juego.

Tras escuchar a los jugadores y mejorar tanto objetos como sinergias del pasado set, el Ascenso de los Elementos trajo muchas novedades al juego. Según asegura Mort, jefe del equipo de diseño de TFT, se han eliminado todas las mecánicas más aleatorias del juego como las pasadas sinergias de Hextech y Fantasma, para asegurar que la mejor estrategia gane con más probabilidad. La razón por la que eliminaron la sinergia Demonio se basa en que los jugadores tenga una experiencia más gratificante y puedan ver a sus campeones usar sus definitivas y hacerlo más divertido.

Riot asegura que en los próximos meses seguirán añadiendo campeones y elementos al set 2 así como actualizaciones de objetos clave que ayudarán a los jugadores en circunstancias concretas.

Novedades para el set 3 y su llegada a móviles

Dax, el productor de Teamfight Tactics, habla sobre el futuro del juego y lo que queda por llegar. Haciendo un juego de palabras, Dax habla del proyecto preparado para el set 3, dejando ver que encontraremos la temática de Proyecto como futura sinergia. También da a conocer que la temática Guardianes de las Estrellas aparecerá en la próxima temporada. «Encontrar Espacio para todos ha sido la bomba, sobre todo ahora que nos hemos estado tomando el Pulso para construir un gran set», asegura el productor. Lo cual nos hace saber que la temáticas Odisea y Pulso de Fuego también aparecerán.

El set 3 será lanzado a mediados de marzo pero Riot avisará si hay cambios. Esta no es la última noticia anunciada por Mort y Dax, y es que tienen pensado que TFT para móviles esté disponible también en marzo en la mayoría de países.

Compartir
Artículo anteriorLegends of Runeterra: Hora exacta para jugar a la beta abierta
Artículo siguienteGravesen pone el foco en la economía de FIFA como punto débil de los jugadores

No hay comentarios

Dejar una respuesta