Compartir

Riot Games y Twitch cruzan sus miradas para poner en marcha uno de los eventos más importantes para la plataforma en el mes, la proyección de Teamfight Tactics con el primer gran torneo internacional en forma de Twitch Rivals, un par de días de competición con 125.000 dólares en premios y en el que la polémica se ha proyectado en el primer plano en el equipo español.

El próximo 17 y 18 de julio (miércoles y jueves) serán 64 los streamers que se volcarán en el primer gran torneo del auto chess de League of Legends, dos días con división de grupos para que los streaming se alarguen a lo largo del tiempo y haya más opciones de ver más partidas.

Los jugadores se dividirán desde el primer día en dos cuadros de competición y tendrán que disputar cinco partidas con su respectiva compensación económica según la posición, aunque finalmente solo se clasificarán los ocho mejores de cada cuadro para formar dos semifinales en el día 2 de competición.

El primer día habrá 100.000 dólares en juego, mientras que el segundo se sumarán los 25.000 restantes entre todos los clasificados. En ese día 2, los jugadores tendrán cuatro partidas para enfrentarse a todos sus rivales y los ocho mejores en la clasificación global de ese día pasarán a un último enfrentamiento definitivo en el que el ganador se llevará 5.000 dólares y el trofeo de campeón.

Así, los horarios serán los siguientes:

Miércoles 17 de julio (18:00h.): 32 jugadores competirán en el cuadro de tarde
Miércoles 17 de julio (22:45h.): 32 jugadores competirán en el cuadro de noche

No se han especificado los del segundo día, pero lo lógico es que se mantenga el horario inicial del miércoles, aunque lo concretaremos una vez sea oficial.

La situación del equipo español, a debate

A pesar de ser un torneo invitacional para fomentar el tirón del juego, la elección de algunos de los jugadores ha llamado especialmente la atención en la comunidad y así lo ha hecho saber desde dentro el propio Ibai, que ha salido a dar explicaciones después de ver las constantes menciones en las que le preguntaban por qué estaba él ahí si apenas ha hecho streaming del juego.

Con la premisa de que esto es un torneo precisamente de Twitch y ahí el caster no ha potenciado especialmente el juego, Ibai defiende que seguramente otros como BarbeQ o AKAWonder merezcan más la plaza e incluso se la cede si así la gente piensa que debería ser, pero defiende que la invitación la recibió mucho antes de que se empezara a hacer streaming del juego, además de contar que está realmente viciado a pesar de no emitir.

Esta polémica, como tantas otras relacionadas con torneo de streamers e influencers en este tipo de torneos, es a veces una lucha imposible por defender gustos en invitacionales que tienen un único fin, sumar el mejor número de seguidores para ampliar los horizontes de TFT.

Es totalmente lógico que antes de la salida del juego la elección española fuera la que es y más raro es aún que se dude de una figura como Ibai Llanos, capaz de salir a ceder su plaza ante una situación como esta. Sería raro que finalmente se cambiaran los nombres, pero estaremos atentos para ver cómo se plantea este Twitch Rivals con una extraña polémica desde su anuncio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta