Compartir
Wild Rift

Hace un par de semanas, el equipo de Wild Rift hacía público el lanzamiento de su beta en Occidente. Un anuncio más que esperado por millones de usuarios que vieron como aún tienen que ser bastante pacientes, especialmente en países de Latinoamérica, Norteamérica (e India incluida).

Un salto de tiempo bastante considerable, pues si a Europa llegará en diciembre, para LATAM y NA no se espera mínimo hasta marzo o abril de 2021, pues en estos países la fecha anunciada fue la de la próxima primavera. De modo que ni siquiera será en las primeras semanas del año. Una situación que Riot Games ha creído necesario justificar con un tranquilizador mensaje.

El mensaje como siempre llega desde el productor ejecutivo de Wild Rift, Michael Chow, que como responsable es el encargado de dar la cara ante esta situación tan peliaguda como inevitable. Y es que el mayor obstáculo para este ‘retraso’ es el más sencillo, más inoportuno y más esperable de todos: las limitaciones tecnológicas para cumplir con las necesidades específicas de servidores en estas regiones.

Limitaciones que en circunstancias normales tendrían una óptima y pronta solución, pero dadas las restricciones del COVID, la capacidad de trabajo del equipo de Wild Rift también se ha visto mermada ante la imposibilidad de viajar.

Así mismo, Chow explica que aunque son muchos los que piden un acceso a la beta y poder conectarse a otras regiones sin importar cuestiones como el ping, para Riot sí que le importa, pues no se estaría brindando una buena experiencia de juego a los usuarios. Como ventaja, en la mencionada primavera, Wild Rift habrá solucionado buena parte de los errores de su beta, y alcanzado un mejor equilibrio de campeones, permitiendo que desde su llegada todo sea más óptimo que en otras regiones al recibirla.

No hay comentarios

Dejar una respuesta