Compartir

A comienzos de mes la organización Revenge anunció su regreso al panorama de Call of Duty, y lo hacía con un equipo verdaderamente temible formado por Maux, Mirx, Whea7s y liderado por el campeón del mundo KiLLa. Pero tras un mes de competición el propio KiLLa se desvincula del equipo tras anunciarse como agente libre en sus redes sociales.

Los cuatro jugadores de Revenge ya habían tenido experiencia juntos, y además del buen trabajo en equipo tenían un gran feeling a nivel personal. Esas deberían haber sido las claves del éxito sin embargo tras clasificarse para MLG Vegas, el cual era su principal objetivo, su duración en el torneo duró mucho menos de lo esperado tras caer en la fase de grupos siendo derrotados por Engima6, Rise Nation y OpTic Gaming, en las tres ocasiones por un contundente 3-0.

Estos malos resultados no le sentaron nada bien al jugador y en uno de sus últimos streamings se desahogó sobre lo que sentía al respecto del torneo y sobre el competitivo de Call of Duty en general, afirmando que para ganar ya no influye que seas el mejor. Esto desató los rumores de su marcha la cual acabaría confirmándose unos días después hasta llegar al día de hoy.

No hay comentarios

Dejar una respuesta