Compartir

Aunque aun es muy pronto para hablar, los resultados y sensaciones de MAD Lions no han defraudado y apunta a ser uno de los claros candidatos a levantar el título a final de temporada. Sin embargo hay equipos que no están dispuesto a ponérselo fácil, y uno de ellos es ASUS ROG Army, que pasó por encima de Penguins para escapar del pelotón y colocarse en la zona noble. Un Army que incorporó a Leduck al staff técnico de Pochipoom, y que con estos resultados, y aun con la tercera jornada por medio, muchos ya miran al 7 de febrero, fecha en la que armada y leones se verán las caras en la Grieta del Invocador.

Stompeada al ritmo de Jarvan/Galio

La dupla que ya atemorizó durante el pasado Campeonato del Mundo parece estar de vuelta. Aunque lejos de su abusivo nivel, Lamabear y Pretty marcaron el ritmo de la partida con el combo de sobra conocido de estos dos campeones.

Cataclismo, entrada heroica, y viceversa. Una vez alcanzado el seis la tónica fue la misma para dominar e imponerse, habiéndose conseguido desde primera hora buenos combos entre ambos para dejar tocados y por atrás en la partida a Yixiao, Javaaa y Karakal.

El jungla alemán tuvo una partida muy cómoda, y ASUS solo debía esperar un error rival. Este llegó cuando cazaron a Kronos, lo que significaba un Nashor gratis. Con el buffo del Barón… sí, otro combo Jarvan/Galio para reventar y entrar con todo en base, para poner el 1-0.

La respuesta de los pingüinos fue clara, ban a Galio e intentar sorprender dándole a Zoe a Yixiao. Y todo comenzaba bien, pues un tempranero gank de Kronos a medio terminaba en primera sangre con Pretty cayendo a manos del jungla.

Con la balanza a su favor en la partida, una mala rotación de Javaaa en la que sacaba una kill, dejaba vendida dos de sus torres además de un dragón de montaña que se aseguraba Army. Una jugada que marcaría el guión de una partida repleta de errores.

Una fantástica teamfight de Penguins con doble de Karakal le ponían el camino libre hacía el Nashor, pero tras tumbar al Barón llegaba Sedrion para marcarse una triple y anular casi por completo el bufo. El tirador era una bestia con Xayah, pero precisamente cuando mejor estaba se dejó cazar, aun con Ángel Guardián, y los pingüinos conseguían su segundo Nashor. El daño de la Zoe de Yixiao empezaba también a marcar diferencias.

 

La partida se mantuvo entonces muy igualada, aunque Army dominó en objetivos. Sin embargo un grave error de Kronos por robar un Picuchillo, le dejaron completamente desposicionado para ser cazado a placer. Sin el jungla, Army forzó y se llevó la teamfight definitiva para el 2-0.

Reparto de puntos y stomps

Los chicos de Riders venían fuerte y con una misión clara, conseguir la victoria para perseguir a MAD Lions y empatar a un ASUS que ya había cosechado los tres puntos, sin embargo se toparon con un colosal Razork, que en apenas 10 minutos les destrozó en la primera partida.

Con Zac en sus manos, el jungla protagonizó un early perfecto. Un acoso y derribo a todas las líneas de Riders que comenzó con un doble gankeo sobre top para matar por dos ocasiones a Flaxxish, y en el segundo cazar también a bluezor. Sin apenas descanso, Razork se dejaba caer por el carril central para matar por partida doble a la Zoe de MagiFelix, descansando para tumbar al Dragón de Montaña. Todo ello cuando tanto Flaxxish, como bluezor y MagiFelix, disponían y hacían uso del cronómetro.

La partida ya estaba prácticamente sentenciada al minuto 15. Y aunque Riders sacó su garra cuando estuvo en juego el Nashor, el que también quiso ser protagonista fue Kashtelan con un Malzahar recién nerfeado. Poco le importó al polaco, que gracias a los regalos de Razork llevaba una feedeada tremenda. Y al tercer intento el Barón cayó a favor de Giants. El medio y el jungla destrozaban a su paso, tanto que en la última jugada, aunque el primero en caer fue Deadly, la superioridad ya era tal que el resto de integrantes se bastaron para derribar el nexo.

 

Cambio de lados, y mismo guión. Ahora el que tomó la ventaja inicial fue Riders que con invade a nivel 1 se cobraban la vida de Yoppa. Fue el detonante de un inicio fulgurante donde los de Movistar dominaron con solvencia.

Sin embargo, terminada la fase de líneas la partida de pausó, lo que a Giants le sirvió para parar el snowball y coger aire en lo que se había antojado una partida complicada. De hecho no estaban muy lejos de poder remontar y poner la balanza a su favor, pero una cazada sobre Kashtelan dejó vendido a los gigantes de cara a pelear por el Nashor, que era un seguro más teniendo a Kalista en la Grieta.

Riders pisó el acelerador y abrió base rival tirando el primer inhibidor. Ahora sí que sí, Giants parecía fuera, lejos del buen juego del primer mapa y con un Deadly desaparecido tras las buenas sensaciones de Tenerife. Solo era cuestión de tiempo para que llegase el empate, y este llegó tras una fantástica teamfight en la jungla con el combo Jarvan/Galio, de nuevo haciendo de las suyas.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta