Compartir

Este próximo fin de semana, 2 y 3 de septiembre, París se vestirá de gala para acoger la gran final del split de verano de la LCS europea. Las miradas de todo el continente y medio mundo se centrarán en la capital francesa, un evento multitudinario al que la prestigiosa marca automovilística BMW se sumará como patrocinador  del mismo.

G2 eSports tiene la oportunidad de volver a conquistar Europa, lo que podría significar el cuarto split consecutivo del conjunto de Ocelote y continuar imponiendo su reinado desde que llegaran a la LCS. Pero enfrente estará un Misfits que dejó en la cuneta al antiguo rey y gran aspirante de esta temporada, Fnatic. Es precisamente en manos del alemán Tristan ‘PowerOfEvil’ Schrage en quien cae la representación de BMW, entregándole un flamante coche al carismático manager de Unicorns of Love, Khagneur, con el que poner rumbo a las finales, pues “París, le necesita“.

BMW sigue así los pasos de su compañera y rival Mercedes-Benz, quien ya anunció sus intenciones de apoyar a la LCS de Norteamérica y el próximo Campeonato del Mundo de China, además de su acuerdo con ESL, ampliando su apuesta a más deportes electrónicos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta